“Sin miedo a la verdad”, serie protagonizada por Alex Perea, que para muchos su personaje de Manu es considerado el “nuevo súper héroe de las historias mexicanas”, regresa a la televisión en su segunda temporada, que promete muchas emociones y sorpresas. Es transmitida por “Las Estrellas” desde el lunes 8 de julio a las 21:30 horas y consta de 20 capítulos.

Tras quedar Manu en coma por tres meses y después de descubrir que su hermana Estéfani está viva y es Estéfani Montero “El Chaka” (Ana Cristina Rubio), Manu despierta y se da cuenta que tiene una bala en la cabeza. Se intenta recuperar cuando se entera que Bere Hidalgo (Tania Niebla) lo abandonó y su blog “Sin miedo a la verdad” ha sido hackeado por alguien que cobra a cambio de ayudar a la gente. En esta segunda temporada, Manu tendrá que huir de Horacio Escamilla (Fermín Martínez) que cada vez es más poderoso, buscar a su hermana, encontrar la verdad que hay detrás de la desaparición de Bere y descubrir el secreto que esconde Lety (Ligia Uriarte), quien seguirá tratando de recuperar su amor. Doña Cata (Dacia González), como siempre, seguirá siendo su incondicional aliada, junto con Chicho y Genaro (Rubén Cerda). Además de que participa en cada capítulo un elenco importante de actores experimentados, como Héctor Cruz Lara, Leticia Perdigón, Raúl Buenfil, Antonio Monroi, y también talento que ha ido forjando su carrera, y nuevos talentos.

Rubén Galindo, productor ejecutivo de la teleserie comentó durante la presentación de la misma en el foro 8 de Televisa San Ángel: “¿De qué trata “Sin miedo a la verdad”? Hablar de todos los temas sería imposible, porque son miles de temas. Aquí son a mi juicio los temas que tienen a nuestro país emproblemado. Son dos específicamente: el ansia de poder y la envidia. El ansia de poder no la voy a explicar porque creo que todos tenemos una vaga idea de quiénes en este país tienen ansia de poder, pero la envidia en la que cualquiera de nosotros podemos caer, la voy a explicar con una frase que a menudo me recuerda a un amigo que es comediante y dice: “yo ya no quiero que me vaya bien, sino que a todos nos vaya de la chingada”. Esa, según yo, es la filosofía que nos tiene en esta ola de delincuencia, en esta ola de inseguridad. Alguien nos dijo cuando éramos chiquitos que todos éramos iguales, entonces si el de enfrente tiene más que yo, pues qué injusticia; entonces me empiezo a volver víctima de la envidia y comienzo a creer que mis actos malévolos están justificados porque a mí me dijeron que yo tenía que ser igual a los demás. Ese, según yo, es el cáncer que hay que atacar porque ha destruido el tejido social de nuestro país y ese es el primer tema y más importante de “Sin miedo a la verdad”. Gracias a Dios en México hay un sentimiento muy positivo que es la solidaridad entre los mexicanos y el amor por la familia. Esa es el arma con la que “Sin miedo a la verdad” pretende contagiar a nuestro país de un espíritu positivo para que todos salgamos adelante. Orgullosamente “Sin miedo a la verdad” le da espacio a nuevos talentos y a actores de gran trayectoria, para dar vida a personas que han sido víctimas de la delincuencia.  En esta segunda temporada nos adentraremos en el mundo de varios casos basados en la vida real; casos que han llenado las principales planas de los periódicos de nuestro país”.

El equipo de producción está conformado por: Marcelo Strupini es el productor ejecutivo asociado: Ana Pavia y Miguel Batz son los productores en línea;  Eduardo Galindo es el coordinador general; Celia Kim, Carolina Mata, Raúl Olivares, Marcelo Strupini y el propio Rubén Galindo son los escritores; Silvia Tort, Carlos Jaramillo, Carlos Sariñana, Guillermo González y Vanessa Ciangherotti son los directores; fotografía: Rodrigo Rodríguez, Tito Reynoso, Carlos Arriaga y Santiago Cassarino; coordinador de post producción: Rafael Minor.

Platicamos con el  productor ejecutivo de “Sin miedo a la verdad”, que como comentamos anteriormente es el experimentado Rubén Galindo. Agradecemos las finas atenciones de la licenciada Paola García por las facilidades para realizar esta entrevista:

MD’B: ¿En qué momento llegó la idea de producir la segunda temporada de “Sin miedo a la verdad”?

RG: En ese momento. Desde que diseñamos el proyecto pensamos que iba a ser una franquicia seriada y cuando Televisa vio el éxito que tuvimos, nos favoreció con la decisión.

MD’B: ¿Consideras que “Sin miedo a la verdad” es un parteaguas en las teleseries, es un antes y un después en los nuevos formatos de hacer televisión?

RG: Sí considero que somos un parteaguas en la forma de hacer televisión porque estamos haciendo peliculitas; cada capítulo es una minipelícula y esa filosofía nos ha costado trabajo permearla, pero da muy buenos resultados, porque el público reconoce la calidad y el elenco y los artistas, los directores, los escritores, prefieren trabajar en este tipo de proyectos, a veces aunque ganen menos dinero. Creo que eso es un plus porque nos permite recargarnos en la pasión del talento mexicano.

MD’B: ¿Cuál consideras que es la mayor aportación de “Sin miedo a la verdad” a los formatos televisivos a nivel mundial?

RG: Está aportando una visión de los problemas que estamos viviendo como mexicanos en este momento y un espíritu positivo de enfrentarlos. Es una serie que se basa en héroes de carne y hueso, que no son héroes con poderes mágicos ni con habilidades extrahumanas, sino simplemente con un código ético inquebrantable y firme. Eso considero que lo hace muy singular.

MD’B: Contribuyes también en el guion junto con otros escritores. Tomando en cuenta el papel tan importante que tienes, ¿Qué tan difícil es confrontarse como productor y guionista a los personajes y a elegir el reparto?

RG: Yo creo que es la nueva tendencia a nivel mundial. Ahora se les llama showrunners en lugar de productores ejecutivos y cuanto tú participas en el desarrollo literario, tu enfoque, tu visión y la manera de empoderar a todo el equipo es más fácil, porque conoces las entrañas, la psicología, qué función está jugando cada personaje y cada escena en la historia global, y eso a los escritores, a los directores, a los actores, los empodera mucho porque el productor está en fábula con la historia y no a veces en contra de la misma.

MD’B: ¿Qué tanto cambió tu visión de la vida a la hora de realizar “Sin miedo a la verdad”?

RG: Que en México hay un gran talento; hay que empoderar al talento mexicano y dejarlo ser. Ese es mi gran aprendizaje. Porque la filosofía de que la sociedad es la salvación del futuro de México, esa la tengo desde que hice “Iniciativa México” en el año 2010. Si nosotros empoderamos a los individuos y dejan de sentarse en la silla a esperar a que el gobierno resuelva los problemas y comienzan a resolver desde su propia vida, desde su personaje, este país va a ser enorme.

MD’B: ¿Hubo alguna censura o autocensura a la hora de realizar los guiones de “Sin miedo a la verdad” en su segunda temporada, tomando en cuenta lo delicado que está lo de los derechos humanos, la forma de pensar de las personas, la cuarta transformación, la guardia nacional y todo esto que mueve la psicología y el comportamiento de la gente?

RG: No ha habido alguna censura. Sí ha habido una autoconciencia del equipo de guion y de dirección de saber que estamos mostrando nuestros contenidos a través de “Las Estrellas” que es un canal familiar y que lo estamos haciendo con un proyector que irrumpe con la tradición. Estamos entrando en temas muy duros, sin pelos en la lengua, pero en un tono amable, sin tratar de hacer apologías ni del delito, ni de la sangre, ni de la violencia, sino más bien desde la perspectiva de la víctima, de las familias que son destruidas cuando la delincuencia opera.

MD’B: ¿Por qué la gente que está manejando el poder en nuestro país, sean de la cuarta transformación o no lo sean, deben ver esta serie? ¿Cada capítulo tiene una moraleja que nos haga ser mejores personas y por ende, mejores mexicanos?RG: Por qué nos gustaría que todo México viera la serie, en especial los que tienen el poder de tomar decisiones y de influir en las masas, porque si bien a México le hacen falta leyes e instituciones que hagan que las leyes se respeten, también a los ciudadanos nos hacen falta modelos aspiracionales con valores más allá de lo material. Personajes que a través del amor, de la lealtad, de la dignidad, de la honestidad, de este espíritu de ayuda al prójimo, contagien a toda la sociedad y nos ayuden a romper con este cáncer de la envidia, con esta equivocada idea de que todos seamos iguales y de que todos merecemos lo mismo, aunque no hayamos trabajado por ello. Creo que el trabajo, el ahorro, la cultura del mérito y del esfuerzo es la única manera de que las sociedades, de que las personas crezcan, que acumulen patrimonio y lo puedan compartir de sus seres queridos; y no la violencia, el robo, el atraco, el fraude y el uso despiadado de los recursos del erario público. Especialmente a los políticos y a los que tienen la obligación de traducir los impuestos del pueblo en beneficios para lo sociedad, a ellos les pedimos que vean atentamente esta serie, porque es un reflejo de la frustración y de la sensación de indefensión que sentimos los ciudadanos cuando escuchamos todas las noticias que a diario invaden los medios de comunicación.

Total Page Visits: 1019 - Today Page Visits: 2

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: