Escrito 27

Yeshua, mirándolo fijamente a sus ojos, le contestó
“Tienes razón, partiré, pero antes de irme te digo a ti.”
“En realidad ¿quién eres tú?”
“¿Por qué miras así?, si daño no he hecho”
”Gracias y buen día”