El 13 de mayo de 1917 una aparición luminosa de la Virgen María se apareció a tres niños campesinos y a los que les comunicó algunas profecías que cambiarían al mundo.

Autor