PAUL SCHÂFFER- EL VIOLADOR DE NIÑOS

LOS NIÑOS DE PAUL SCHÂFFER

El alemán Paul Schâffer condenado por pedófilo, traficante de armas y violador de los derechos humanos, falleció el 24 de abril de 2010.  Este hombre alemán llego a Chile junto a un grupo de leales seguidores, los cuales se instalaron en Parra, al sur de Santiago de Chile, ahí creó una Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad, ahí en ese lugar instaló escuela, hospital, este lugar después se conoció como Colonia Dignidad, este lugar fue su centro de operaciones, ahí fue donde ocupo su extensa red de influencias.

Paul Schâffer nació el 4 de diciembre de 1921, el cual vivió con sus ideas nazis, por lo que en su juventud estuvo en el ejército alemán, su carácter fue de un hombre arbitrario, lo cual lo ayudo cuando llego a Chile.  La muerte de sus dos hermanos hizo que se volviera creyente de la iglesia bautista, con sus ideas religiosas y con la ayuda de su gran amigo Hugo Barr, Schâffer creó la misión Social Privada en 1959, en Alemania, según él era una institución de ayuda a niños con riesgo social, pero ahí comenzó los primeros abusos sexuales a menores, pero como lo descubrieron huyo de Alemania junto con sus colaboradores.

Como Jefe y Líder de la Colonia Dignidad, Schâffer implemento una disciplina militarizada alemana, ya que no permitía que los colonos alemanes tuvieran contacto con sus familiares, el correo era revisado antes de enviarse y debían llevar un estilo de vida con los principios religiosos que el imponía.

La primera denuncia contra Schâffer, se supo fue hecha por un alemán colaborador de él, quien escapo de la comunidad en 1966, este hombre lo denuncio de abusos reiterados que hacia Schâffer a los niños de la zona y también a los hijos de los colonos.  Pero a pesar de esta denuncia, la colonia siguió funcionando ofreciendo ayuda y salud a los niños, mientras que en la oscuridad ocurrían los peores abusos a los derechos humanos.

Schâffer permitió que en sus instalaciones la dirección de Inteligencia  Nacional (DINA), hiciera que el lugar se convirtiera en centros de tortura durante el régimen militar de Pinochet.  En 1990, el Ministro de Justicia y con el regreso de la democracia, se abrió una investigación en Colonia Dignidad, con la sospecha de que ahí se ocultaba un lucrativo negocio, se dijo que era “Un estado dentro del estado”, esto lo dijo el entonces ex presidente Patricio Aylwin.

Tras una serie de allanamientos Paul Schâffer comenzó con su vida de prófugo de la Justicia desde el año de 1997, pero sin dejar de ejercer su fuerte y terrorífica influencia en la colonia de alemanes.

Las investigaciones hechas, revelaron que en Colonia Dignidad, los niños eran sometidos a abusos sexuales y separados de sus padres, mientras que sus líderes eran perseguidos y encarcelados, Schâffer logró escapar junto con su hija adoptiva hacia Argentina.

Este hombre irreconocible y lleno de enfermedades por su estilo de vida y en una silla de ruedas fue capturado en Argentina, tuvo una condena  de 20 años, pero luego de 4 años en un hospital Penitenciario de Santiago de Chile, murió, dejando un negro episodio y una inolvidable historia en Chile.

El 24 de mayo de 2006, Schâffer fue sentenciado de manera definitiva a 20 años de presidio mayor en su grado máximo por un ministro de visita de la corte de apelaciones de Talca, por 20 delitos de abusos deshonestos y 5 por violaciones a niños entre 1993 y 1997, a Schâffer se le ordeno pagar una indemnización por 770 millones de pesos a once de los menores cuyos representantes interpusieron demandas civiles.

También fue sentenciado por infracción a la Ley sobre el Control de Armas, ya que el 13 de junio del 2005, en el interior de Villa Baviera, se encontró un Arsenal de Armas de Guerra y Explosivos, ocultos en 3 contenedores, incluyendo en ellos armas automáticas livianas y semi automáticas, lanza proyectiles, granados, material explosivos, elementos químicos y proyectiles en general.

El fallo del Juez Zepeda no incluye tres cosas muy importantes: El Proyecto Andrea y los asesinatos con Gas Sarin, La Masacre del Cerro Gallo, un cerro vecino donde  en 1975 fue la Operación Colombo, donde ejecutaron a un centenar de presos políticos.

Algunos políticos disidentes de la dictadura de Augusto Pinochet, fueron internados y torturados, se supo que Pinochet, Manuel Contreras  y su hijo eran amigos de Schâffer, por lo que visitaban el lugar.

Monte Maravilla un campo de trabajo forzado que la colonia mantuvo al sureste de Dignidad.

En la mente de este hombre obligaba a los niños que hicieran cosas que según él, eran mandatos de Dios.

Los obligaban hacer caminos y casas, sin sueldo, a las mujeres les prohibía tener relaciones o tocarse, muchas de las mujeres llegaron a su edad madura sin saber lo que era el amor y cuando no obedecían les daban toques con electrochoques en sus genitales al igual que a las mujeres que según no cumplían con lo dispuesto por sus leyes u órdenes.

Cuando un niño era arrancado de los brazos de sus padres, no los volvían a ver, ya que era prohibido volver a sus hijos.

Era prohibido hablar del funcionamiento biológico del hombre y la mujer al igual que de los animales.  Los libros tenían borrado o tachado todo lo relacionado con el matrimonio,

Les tenían prohibido decir Mamá o Papá

Schâffer decía que “todos somos hermanos e hijos de Dios” y que los padres no tenían importancia, el citaba la frase “Yo Soy Tu Padre”

A los niños los tenia separados en un edifico largo, abusaba de ellos por años,  ya que los obligaba a tocarlo para masturbarse y luego los penetraba, en otras ocasiones su semen lo arrojaba encima de los niños manchando todo, todo eso era asqueroso y los obligaba a dormir así desnudos y sucios, aunque a los niños les daba asco, él decía  que todo lo que él decía y hacia estaba escrito en la biblia y era la palabra de Dios.

Lo que dijeron también, era que cuando salían de paseo, el único adulto era Schâffer, y el siempre elegía a alguno de nosotros, al que hacía que le tocara sus genitales, aunque no nos gustara o nos diera vergüenza, para el que era el elegido teníamos sentimientos encontrados, ya que lo considerábamos un privilegio, el no te castigaba, nadie te hacía nada, pero pobre del niño que por iniciativa lo abrazaba o tocara, porque de inmediato empezaba a gritar, te corría y te insultaba y dejaba de elegirte, cuando llegaba uno a los 16 o 17 años o un poco más, ahí terminaba sus abusos , ya que éran sustituidos  por una generación de más niños y los que habíamos sido elegidos no podíamos pedir explicaciones “el porqué” a nosotros solo nos quedaba obedecer en esto y en otras más cosas.

Todos teníamos que confesarnos con él y decirle nuestros sentimientos, nuestros sueños, nuestros pecados y nuestras ideas, él decía que el pecado empieza antes de cometer el hecho en los pensamientos.

El que no quería confesarse, lo llevaban con él y le hablaba como un buen hombre, les hablaba con amor y así poder aprovecharse y abusar sexualmente, algunas veces el escogido ya sea  por sus ganas, lo volvía a llamar y llevarlo a su pieza y ahí duraba 24 horas o más y luego lo sustituía por otro.  El siempre decía que todo lo que hacía estaba en la Biblia.

Schâffer por 30 años, habló de la palabra de Dios, pero tenían prohibido tener acceso o leer una Biblia, ya que lo que el predicaba era lo correcto.  Si él se enteraba que alguien había leído una, lo retaba delante de todos y decía que no necesitaba saber más de lo que él nos decía.

Cuando Schâffer se entero que Friedhem Bensch leyó una biblia y leyó que Moisés decía en la palabra de Dios, que un hombre no se puede acostar con otro hombre, Schâffer ordenó que lo castigaran fuertemente con golpes de palo o de manguera y no le daban alimento, así que la única orientación para toda la juventud de la Colonia era de Schâffer y si no se cumplía era castigado y los castigos eran muy fuertes y dolorosos.

Cuando contaban con 4 o 5 años de edad, las tías (las que los cuidaban) iban a nuestras camas y destapaban las cobijas para mirar debajo del pijama y si el pene estaba duro nos pegaban fuertemente en las nalgas hasta que el pene se achicara esto pasaba muchas veces con muchos niños.

A las mujeres a todas las trataban mal, las insultaban diciéndoles en alemán, mujer cerda o mujer chancha y a las más jóvenes las llamaban Gallinas o Gansas, las trataban como si fueran de una clase inferior.  A las niñas y jovencitas eran separadas del resto y hasta las tenían escondidas. Les tenían tener relaciones sexuales o tocarse, si lo hacían eran castigadas y hasta toques en sus genitales les daban, muchas de las mujeres que ahí estuvieron llegaron vírgenes a la madures, sin saber lo que era el amor.

Para no oír sus quejas por el cansancio los inyectaba con droga para dormirlos, en otras les daban toques de electroshock en sus genitales

Los obligaban hacer caminos, y casas sin sueldo

Para ir al baño tenían que pedir permiso y nos vigilaban y pasaban a la hora de la comida y si pedíamos otro trozo de pan, otro plato de comida o  ir al baño era un suplicio por esa razón, a partir de las 6 de la tarde nadie podía tomar agua y así evitar mojar la cama y si por de malas alguien mojaba la cama, era golpeado en el trasero con un palo.

Cuando Schâffer se enteraba que alguien mayor había abusado de algún joven, era castigado brutalmente, según se supo de uno o que quizá hayan sido varios que fueron mandados a Alemania y ser castrados.

Friedhem Zeitner, quien purga condena por haber acompañado a Schâffer, asegura que hasta los 42 años vivió convencido de que Schâffer era un Santo y que el sistema que impuso en Villa Baviera era un Plan Divino, aunque el también fue abusado y tratado como esclavo.  El dice que también fue víctima y no ser acusado de una asociación ilícita.

Además de los sumarios por violaciones de Derechos Humanos, tanto Paul Schâffer como Joaquín Billardo, Jorge Zepeda y Sergio Muños y colonos de Villa Baviera, son investigados por otros tribunales capitalinos, por delitos de Estafa y Contratos Simulados, Por Complicidad en contra de dirigentes germanos de Dignidad, Por infracción de Adopción, Por Suplantación de Persona, Por Fraude Aduanero.

Colonia Dignidad es una ciudadela protegida por alarmas y cercas electrificadas y la que se maneja con policías y leyes propias.

El 31 de enero de 1991, el decreto 143 declaraba disuelta la personería jurídica de la Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad, y disponía que sus bienes y patrimonio  pasaran a ser administradas por la Corporación Metodista, comenzaba una batalla legal que aun no ha terminado.

Los afectados acusar a Chile y Alemania por falta de acción y omisión ya que sus autoridades tenían que haber despachado una orden de arresto contra Schâffer, quien era prófugo desde 1961, ya que fue acusado por abuso sexual y en cambio el Ministerio de la Infancia, le dio una carta de recomendación para que instalara su Organización en Chile.

En Chile, el estado llego tarde cuando el daño ya estaba hecho, en el caso de los 33 mineros atrapados, que igualmente tuvieron  todo el derecho a demandar, ahí el estado llego al otro día pero en Colonia Dignidad llego después de 50 años.

Para acreditar el daño hecho a todas estas personas, hay que hacer una evaluación psicológica y física de cada ex colono.  El monto dependerá del daño sufrido por cada víctima y por cuantos años.  Se cree que una tabla razonable para cada uno es de un millón de euros con el fin de que puedan rehacer su vida.

Actualmente como viven estas personas en Alemania, son diferentes casos ya que algunos salieron muy jóvenes y pudieron rehacer su vida, otras están en mediana edad y no pueden solicitar pensión, ya que jamás recibieron un sueldo y viven de la Seguridad Social con lo mínimo.  Otros más están físicamente mal, ya que a los 50 años no pueden moverse, la mayoría esta traumada psicológicamente. 

La mayoría percibe la realidad con la experiencia vivida, en la paranoia absoluta, desde el aislamiento total, algunos otros se adhieren a grupos religiosos parecidos a Colonia Dignidad.

Hay algunas personas indignadas por todo lo que está pasando, algunos agradecidos pero otros reticentes, ya que no quieren estar expuesto  a la vista del mundo.

Los actuales dirigentes de Villa Baviera no están de acuerdo con esta demanda, unos 30 ya firmaron la demanda pero lo hicieron en completa reserva, los que están dentro no dan su identidad porque los criticaran y tienen miedo a la sanción Social de Villa Baviera.

Colonia Dignidad aun se burla de la justicia. “La abogada Petra Isabel Schlagenhauf, quien representa a víctimas de los jerarcas de la ex Colonia Dignidad, ante la justicia alemana, criticó la falta de voluntad político en Chile para fomentar la memoria histórica sobre los crímenes cometidos al interior del conclave emplazado en la Región del Maule.

La abogada está molesta porque en Villa Baviera, Ex Colonia Dignidad, se inauguro un hotel en sus terrenos con financiamiento estatal. 

Esto es perverso que ahí se realice propaganda para el turismo rural y esto encima de tantos muertos. Se sabe que en Colonia Dignidad existen  empresas de los colonos que aún viven ahí y que ahora la llaman Villa Baviera, donde tienen ofertas turísticas, gastronómicas y donde no se menciona el pasado negro de ese lugar.

Total Page Visits: 1683 - Today Page Visits: 3

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: