Escrito 5

Los21Revista

Cuando necesitas, pides, pero cuando te piden, piensas antes de dar o ayudar, cuando te urge, acercas y cuando alguien  le urge algo de ti escondes, no todo es recibir, también parte del todo es pedir y hablar, debe de ser lo mismo que dar y escuchar.

Dichosos los que entiendan

Aquella mañana en la cual Jesús despertó tan alegre como siempre después de probar alimentos junto con María, su madre, y José su padre dispuesto a trabajar en la madera, disponía, cuando José le dijo.

¨hijo toma este dinero y llevalo a la ciudad contigo para que compres clavos así como granos para comer.¨

Jesús el cual distinguía por cumplir sin preguntarles nada a sus padres, tomó camino a la ciudad.

Antes de entrar a la ciudad, se encontró a un amigo de su infancia el cual acerco a Jesús diciendo.

¨ Yeshua, amigo mío, que bueno verte necesito me ayudes. ¨

Yeshua sorprendido por las palabras de su amigo pero sobre todo la forma de acercarse a él, antes de brindarle un saludo, comenta.

¨ Hola Teme, ¿cómo estás?, ¿en qué te puedo ayudar?¨

Teme contestó:

¨ Necesito denario, me urge, dame ayuda y juro que te lo pagaré, mas tarde en 30 días.¨

Jesús dijo:

¨ Teme solo tengo el denario de las provisiones de casa, y de cosas de mi padre, pero ¿cuánto necesitas?¨

Teme dijo:

¨ Necesito 3 quintos de monedas de oro. ¨

Jesús pensando y preocupando dijo:

¨ Mira Teme solo te puedo dar 2 quintos del denario de mi padre, pero confío en tu buena palabra, para devolverlos, ya que no es mío. ¨

Teme sabiendo que había tenido parte de lo que necesitaba le contestó.

¨ Gracias, Yeshua os digo en serio que te pagaré. Los 2 quintos mas tardar en 30 soles o 30 lunas. ¨

Después de prestar 2 quintos de oro Yeshua acercó a la tienda y compró  poco de cada cosa de lo necesario, y pedido por José.

Al llegar a su hogar, explicó el por qué había comprado menos, José y María al escuchar sus razones, solo se miraron mutuamente y aceptaron sus palabras como buenos padres.

Los días transcurrieron, 20, 21, 22 solares y aun no sabía Jesús nada de Teme  29, 30, 31, 32 lunas y Yeshua aun nada se sabía de Teme.

Al día 35, José acerco a Jesús y dijo:

¨ Hijo, tu amigo Teme, no ha pagado los 2 quintos que diste, no vas a buscarlo. ¨

Jesús comentó:

¨ Padre, yo di algo que no era mío de corazón si no me lo regresa aun sabiendo que me comprometí, por él entonces yo lo negaré alguna vez, a su tiempo. ¨

El tiempo siguió transcurriendo, hasta convertirse en años.

Un día ya después de muerto José, Jesús caminando con sus elegidos se acercó a un pueblo de Jerusalén, y vio en una esquina a un hombre, el cual apunto de ser ejecutado.

 Acerco y vio que aquel hombre que apunto de morir era Teme.

Jesús sin rencor en su interior acercó ante los ejecutantes y dijo:

¨ Que a hecho este hombre, para castigarlo con su vida. ¨

Y el guardia  ejecutador  dijo:

¨ ha robado y estafado a muchos. ¨

Teme al ver a Jesús, comentó:

¨ Yeshua, amigo mío, ayúdame, préstame 3 monedas para pagar a este hombre que me prestó y me gasté  y no pagué. ¨

Yeshua ignorando a Teme comento al guardián:

¨ Nadie tiene el poder de quitar la vida por monedas, ya que una vida no tiene ese valor.¨ 

Teme volvió agregar:

¨ Yeshua, amigo mío, ayúdame por favor. ¨

Jesús volvió a ignorar a Teme y dijo al guardián ejecutador:

¨ Que se puede hacer, para soltar a este hombre. ¨

Y el guardián  contestó:

¨ pagando lo que robó, y son 3 monedas de oro. ¨

Jesús hablo a Judas, y pidió 3 monedas y así liquido la deuda de su deudor  y así lograr la libertad de Teme.

Teme al ser liberado acercó a Jesús y le dijo:

¨ Gracias amigo mío, gracias te juro que te pagaré todo, hasta el último denario. ¨

Yeshua, miro a Teme y le dijo:

¨ no creo en tus palabras, mentirosas  te he prestado en vida de mi padre y el ya murió, y te he prestado no denario, Teme, te he regalado de nueva cuenta la vida. ¨

Teme lo vio, y sin decir nada dio la vuelta y partió.

A los 3 días Teme acercó a donde Jesús y elegidos estaban y dijo:

¨ Jesus, amigo mío, ayúdame, necesito denario, me vienen siguiendo y si no pago me matan. ¨

Yeshua  con una sonrisa le dijo:

¨ Cuanto necesitas, amigo Teme. ¨

Teme contestó:

¨ 3 monedas de oro y 2 quintos Yeshua. ¨

Yeshua contestó:

¨ Está bien amigo, está bien. ¨

Teme agregó:

¨ En serio amigo, me vas a ayudar.  ¨

Jesús contestó:

¨ así es amigo mío, te voy ayudar. ¨

¨ Tú me debes 3 monedas y 2 quinto y eso es lo que debes. ¨

Así es que te los regalo, ya no me los pagues y con eso paga.

Teme con enojo contestó:

¨ Mal amigo, me estas engañando y humillando, mal amigo. ¨

Y  Yeshua con voz firme dijo:

¨ mal amigo no soy, ya que te preste 2 veces y confié en ti simplemente, tú mismo has cerrado las puertas de todos y burlaste de todos, que con fe en ti creyeron. ¨

Teme al ver que venían por el dijo:

¨ Ayúdame Yeshua, ayúdame.¨

Y Jesús le contestó:

¨ No Teme, ayúdate tú aprendiendo a responder por tus palabras y acciones. ¨

¨ Mal amigo no he sido yo, has sido tú mismo así que ayúdate. ¨

Nunca es tarde, pero si uno pide hablando, hablando regresa lo pedido.

Nunca cierres las puertas de aquellos que aun confiando en ti prestan o ayudan.

No olvides tus palabras, y mucho menos olvides de donde vienes.

El que pide y no regresa, jamás vivirá con la frente en alto y sobre todo en tranquilidad.

Dichosos los que entiendan. 

Originally posted 2020-03-29 13:16:06.

Total Page Visits: 1021 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

Next Post

PERSONAL SANITARIO, HÉROES QUE LUCHAN CONTRA EL CORONAVIRUS

Twitter Facebook WhatsApp Los Estados y los líderes empresariales deben incrementar sus esfuerzos para garantizar que los médicos, enfermeras, socorristas y otros profesionales de la medicina que trabajan en la primera línea de la pandemia de COVID-19 reciban los equipos de protección adecuados, asegura un experto en derechos humanos de […]
A %d blogueros les gusta esto: