Nos dicen los expertos que una paradoja es una especie absurda, extraña, opuesta al común sentir, otra definición nos dice que es una aserción inverosímil o falsa que se presenta con apariencias de verdadera, y una más empleada en la retórica de nuestro lenguaje nos dice que es una figura que consiste en emplear expresiones o frases que envuelven contradicción, pero esta contradicción no solo se da en el lenguaje, sino en la falta de congruencia de todos los seres humanos, que declaramos abiertamente un sinnúmero de situaciones reales o hipotéticas y con nuestras acciones realizamos todo lo contrario.

Constantemente vemos y nos enteramos de ellas en la vida diaria y en las noticias y decisiones de nuestro gobierno, como el hecho de la amenaza de Trump a imponer aranceles a México y la supuesta reacción enérgica de nuestro país al enviar a Marcelo Ebrard a negociar para que México cediera a las pretensiones de ese presidente caprichoso que tenemos por vecino.

De igual manera vemos que por capricho se canceló el proyecto del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, cuando el costo resulta mucho mayor, y decidir otra plaza que no cumple con los permisos correspondientes, los estudios de impacto ambiental y de las afectaciones a los habitantes que serán retirados.

Otra gran paradoja que hemos visto es la negativa de usar el avión presidencial, el cual se pretende vender, aunque hacerlo resulte una pérdida económica mayor, se presume que se ha disminuido el gasto de los viajes, sin embargo, el mantenimiento del avión presidencial, y la renta del hangar continúan, que se deben de sumar a los gastos que ahora se generan por los viajes en avión comercial y el riesgo de seguridad que representa para el resto de los usuarios del avión.

Otra paradoja es el combate a la corrupción cuando se están entregando obras, sin aplicar las debidas licitaciones y que algunas se han tenido que cancelar cuando se les han hecho evidentes públicamente, manteniendo una imagen de honestidad que se contradice con los hechos.

En los meses que tenemos de austeridad del gobierno federal se ha aplicado la guillotina a miles de trabajadores, donde solo un porcentaje mínimo corresponde a mandos.

De igual manera se propone mejorar la educación evitando que se repruebe a los niños y con el uso indistinto de falda y pantalón para niñas y niños.

Otorgando apoyo económico a los ninis y recortando las becas a los que estudian y los atletas que dan buenos resultados internacionales.

Otra gran paradoja es que todas las fallas que suceden actualmente se deben únicamente a los gobiernos pasados y no por las decisiones de nuestro gobierno actual.

Promover la unión nacional polarizando a la población y siendo poco tolerantes con los que opinan de diferente manera.

Otra sería la gran cantidad de críticas a los gobiernos anteriores pero la no aceptación de la crítica que se le haga al gobierno actual. Paradojas sin fin, incongruencias que lastiman, y que todos realizamos, ¿Hasta cuando seremos congruentes con lo que expresamos de palabra? Sólo cada uno de nosotros tendremos la respuesta cuando lo intentemos.

Total Page Visits: 1225 - Today Page Visits: 2

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: