Alguna vez escuche de una señora, obviamente inculta, que durante una lluvia de estrellas que le había tocado presenciar, caían las luces del cielo cual aguacero y con la fuerza con la que traían salpicaban de luz alrededor, saltando las chispas de esta estrellas, cualquiera pensaría como en un cuento y hasta dirían que es hermoso, pero cuando se cuenta en serio alrededor de una mesa donde también hay otras personas con el desconocimiento de lo que es en realidad, lo asimilan y aceptan como algo cierto.

De ahí la preocupación y creencia de la gente cuando en el Internet leen o se trasmiten un mensaje en que el planeta Marte va a estar tan cerca de la tierra que se vería otra luna en la noche, o sobre la luna azul, la falta de cultura en temas de esta naturaleza provoca las fantasías de cuentos  y novelas, pero ¿Qué es un lluvia de estrellas?

La lluvia de estrellas es llamada así por la cantidad de meteoros que brillan cuando entran a la atmósfera terrestre, es decir, lo que conocemos como una estrella fugaz que de repente podemos observar principalmente durante el cielo nocturno multiplicado cientos de veces durante una noche, por lo que en alguna ocasiones se pueden observar más de cien por cada hora y en otras ocasiones es tanta la cantidad de meteoros que si exceden de mil cada hora se le llama tormenta de estrellas.

En realidad son fragmentos de cometas, es decir pedazos de hielo y otros materiales que quedan en una cierta parte del espacio, y la tierra al pasar por la ruta de estos escombros atrae con su gravedad estos restos, aunque son atraídos, pocos serán los que puedan penetrar realmente la capa de atmósfera que cubre la tierra, por lo que al entrar en contacto con ella se incendian y desintegran generando una estela brillante capaz de percibirse a simple vista en lugares más oscuros, es decir que aunque este fenómeno  se presenta varias veces al año pocas veces es apreciado en toda su magnitud porque las luces de las ciudades no permiten que se vean a menos que sea muy brillante su luz, otra razón son las condiciones climatológicas porque en muchas ocasiones el cielo se encuentra nublado, y tampoco permite la visibilidad, y finalmente está la luz de la luna que se proyecta durante la noche lo que también obstaculiza su apreciación, ahora imagínese en una ciudad con cielo nublado, y aunado a ello por detrás de ese nublado una noche de luna llena; es prácticamente imposible que se pueda ver algo.

Un cometa va dejando a su paso restos de él debido a la interacción con el sol y su viento solar que va derritiendo su cubierta, dejando gases y diversos materiales en órbitas muy cercanas a la órbita original del cometa dejando un anillo de partículas o enjambre de meteoros,  algunos tan conocidos que se puede pronosticar la fecha en que se presentarán, y revisar el calendario lunar para ver cual es el mejor momento para apreciarlas.

Lo ideal es alejarse de las ciudades en primer lugar, por la contaminación lumínica que nos impide ver algo, segundo ocupar lo menos posible luz propia ya que los ojos necesitan acostumbrarse a la oscuridad y eso requiere de alrededor de media hora, llevar ropa abrigada y de preferencia sillones reclinables y cobertores para estar cómodos, aunque se pueden llevar telescopios y binoculares, es mejor apreciarlos a simple vista por el campo visual que se tiene, en todo caso, si es que se tiene dejar una cámara con la apertura de lente abierta para poder captar los rastros de luz de los meteoros.

Algunas de las más conocidas y que son periódicas son las siguientes:

LÍRIDAS, Origen: C/1861 G1 Thatcher, Radiante: Constelación de Lyra, Actividad alta: 22 de abril Mañana temprano, Actividad de meteoros: Aproximadamente el 15 meteoros por hora.

ETA ACUÁRIDAS, Origen: 1P Halley, Radiante: Constelación de Acuario, Activos: abril 28 hasta mayo 21, Actividad máxima: Temprano en la mañana 06 de mayo

DELTA ACUÁRIDAS, Origen: desconocido, Radiante: Constelación de Acuario, Activo: 14 de julio hasta 18 de agosto, Actividad máxima: 30-31 de julio

PERSEIDAS, Origen: 109P/Swift-Tuttle, Perseus Radiante: Constelación de Perseo, Activo: Perseidas comienzan a aumentar a principios de agosto. Actividad alta: Noche de 12 a 13 agosto, Aproximadamente el 50 meteoros por hora, Momento de mejor visualización: justo antes del amanecer

ORIÓNIDAS, Origen: 1P/Halley, Radiante: justo al norte de la constelación de estrellas brillantes Betelgeuse de Orión., Activos: 04 de octubre hasta el 14 de noviembre, Actividad máxima: Noche del 21-22 de octubre,

LEÓNIDAS, Origen: 55P/Tempel-Tuttle, Radiante: constelación de Leo, Activos: noviembre 07 al 28

Actividad alta: Noche de 17 al 18 de noviembre Aproximadamente 15 meteoros por hora.

GEMÍNIDAS, Origen: 3200 Faetón, Radiante: constelación de Géminis, Activa: desde el 04 al 16 diciembre, Actividad: La noche de 14 al 15 de diciembre

Originally posted 2019-05-22 20:33:47.

Total Page Visits: 1040 - Today Page Visits: 4

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: