Escrito 18

Padre, como encontrar el verdadero amor.

Así preguntaba Tomás a Jesús

El Ángel Supremo, con alegría en su rostro hasta con cierta sonrisa picara contestó:

“Encontrándote a ti mismo, pero sobre todo, no siendo tan exigente en tus gustos, ya que lo que por capricho por los ojos entra, en necedad y abandono puede terminar, es decir no otorgues tu amor por confundir belleza con sentimiento.

Tomás comentó de nueva cuenta.

“Pero Maestro, muchas son feas y no me veo con ellas”

Jesús contestó.

“Son feas para ti, y como crees que eres tú para ellas”

“A ver Tomás, platícame cuantas veces te abandonaron las mujeres por tu incredulidad en ellas, pero sobre todo por tus exigencias”

“Platícame cuantas veces aquella mujer tan bella para tus ojos, engañó con mentiras, siendo mujer de varones y robó tu denario”

“O mejor platícame, cuando sientes realmente el amor a una mujer o viceversa”

Tomás con una sonrisa agregó.

“Pues si Maestro, tienes razón, pero la belleza engaña.

Jesús riendo contestó.

“Engaña si solo la vez, pero si encontraras la belleza más adentro y coincidiera con la belleza externa, sería mejor, no crees”

Tomás riendo dijo.

“Mira Jeshua, a lo mejor no es la misma cuando está con un hombre, ya que su comportamiento y apariencia cambia”

Yeshua  dijo:

“El hombre tampoco es el mismo, ya que a veces siempre quiere tener la razón y quieren que su pareja haga lo que a ellos les complace, sin pesar en un mutuo entendimiento.

Tomás agregó

“Maestro, si me uno con una mujer y después se acabó el amor, la puedo dejar, pregunto esto porque dicen que es pecado”

Jeshua agregó.

“Es pecado lastimar, y no es vida compartir con alguien que no coincide contigo, pero tampoco puedes estar jugando a jugando, por que si no el error eres tú mismo”

Tomás preguntó.

“Maestro, como sabes tanto del amor y de las parejas, si jamás te he visto con una mujer”

Jeshua contestó a Tomás.

“Mira amigo, conozco porque así como tú, he sido joven, o mejor dicho he sido hombre he sido mujer, he visto y he vivido.”

“Mas nunca he pensado en mí siempre, he pensado en el que frente a mi ha estado.”

“Esto que te contesto muy  pocos entenderán  y otros enojaran, pero si os digo que vivir enseña, y aprender es vivir”

Dichos los que entiendan.

Total Page Visits: 268 - Today Page Visits: 2

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: