El Cenáculo, lugar habitación en la que tuvo efecto la última cena, y el santo Cáliz, eran propiedad de la familia de San Marcos, el evangelista, y que fue interprete de San Pedro, en Roma.

San Marcos y San Pedro, tenían una relación estrecha, no es de extrañarse que San Marcos, diera la Santa Copa a San Pedro, ya que era muy importante para los primeros cristianos usar reliquias en la liturgia, y san Pedro era la cabeza de la Iglesia.

La tradición española, afirma que San Pedro, se llevo el Santo Cáliz consigo a Roma, donde lo paso a sus sucesores hasta la persecución de Valeriano, en el año 258.

Debido al grave peligro que corría la preciosa reliquia de caer en manos de los romanos, San Sixto II, y sabiendo que pronto seria martirizado, confió la copa a su tesorero y Diácono, San Lorenzo, este a su vez la envió con un soldado español, pidiéndole la llevara a Huesca, España, donde su familia se haría cargo de ella.

La historia del Santo Cáliz de Valencia, es un hermoso recuerdo de la importancia de este sacramento en la vida de la iglesia, tan evidente en el cuidado por conservar a través de los siglos la vasija usada por Cristo, en la institución de a eucaristía.

Como ya sabemos, la historia inicia con San Pedro, primera cabeza de la Iglesia, que llevó la copa sagrada a Roma, para usarla en la Liturgia de la misa, sigue con los santos  Sixto II y Lorenzo, ambos martirizados por rehusarse a entregarlo a los romanos.

La iglesia en España, protegió la vasija de la invasión musulmana en el siglo VIII, y años más tarde vemos el mismo respeto y heroico valor en quienes salvaron la copa de la destrucción durante la guerra de Independencia y la guerra civil española.

Gracias a su deseo personal, el Papa Juan Pablo II, en 1982, oficio una misa con al reliquia que desde san Sixto II, no había sido usada y esto fue en el siglo III.

Hoy los cristianos de todo el mundo, pueden venerar esta copa tan especial.  A la cual todos indican que es el Santo Grial.

El Mito del Santo Grial.

Para la iglesia católica, la copa de la que bebió Jesús, en la última cena, es la que se encuentra custodiada desde hace siglos, en la catedral de Valencia, el 9 de julio del 2006, fue utilizada por el papa Benedicto XVI, en la consagración de la misa campal, que celebro al concluir su visita a dicha ciudad

Pero yo no creo que sea El Santo Grial, ya que unos dicen que la copa era de madera, otros que era de piedra y que fue destruida por el tiempo. ¡Entonces!.


EL BARDO.

Originally posted 2019-07-20 14:01:04.

Total Page Visits: 1480 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: