EL NOVIO DESPECHADO

Los21Revista

Esta historia sucedió en la ciudad de Puebla, de los Ángeles, a principios de 1900, cuando la ciudad aún se encontraba con lugares sombríos, ya que no existían tantas construcciones. 

Existió una pareja de enamorados los cuales ya tenían un buen tiempo de estar comprometidos, el joven era quien insistía en casarse, pero ella con el tiempo había disminuido un poco su amor, ya que como dijimos habían durado ya bastante tiempo de novios y para la joven eso significaba que conocía demasiado a su novio y que habían cosas que de él no le gustaban, una de esas cosas era que era muy posesivo y celoso, y eso para ella era algo que no le parecía, ya que el joven en todo momento en que estaban juntos le hacía preguntas de que tanto hacia en el día, con quien hablaba, en fin ese tipo de preguntas las cuales no le gustaba, por tal motivo ella le daba largas para no casarse.

Así paso el tiempo y el joven ya estaba molesto porque la joven no quería casarse, y el por más que le preguntaba a la chica cual era el motivo, ella no le decía nada.  Llego un día en que el joven le dijo-

–Tú ya no me quieres, y estoy pensando que estas enamorada de otra persona, pero quiero decirte que si es así, te voy a matar, ya que tu eres mía y prometiste casarte conmigo y no sé porque no lo quieres hace..—

–La joven asustada, lo miro con los ojos muy abiertos y con cierto temor y le dijo,  Mira Enrique, yo no estoy enamorada de nadie, y no me he querido casar, porque he visto que tú eres muy celoso y posesivo, y con esto que me acabas de decir me lo confirmas, a partir de hoy nuestro compromiso está terminado, ya no me busques más, —  La joven dio la vuelta y camino aprisa para retirarse del lado del joven.

El molesto la alcanzo y le dijo,— De mi no te vas a burlar, tu dijiste que te casarías conmigo y lo vas hacer te guste o no, la joven apresuro sus pasos casi corriendo y llego a su casa llorando y temblando, cosa que asusto a sus padres y de inmediato le preguntaron qué había sucedido, porque llegaba tan alterada y nerviosa.

La joven explico a sus padres lo que había sucedido y les dijo a sus padres que en la forma que su novio le había hablado le había dado miedo, ya que la había amenazado y que por tal razón había terminado su noviazgo con él.  Sus papas la abrazaron y la consolaron diciéndole que era un arranque de un hombre despechado, pero que había hecho bien de haber terminado esa relación y que ya no lo viera más.

Pero Enrique no quedo muy contento con el rompimiento de su novia y busco la manera de hablar con  ella para ver si la convencía de renovar sus relaciones y espero a verla salir sola para poder acercarse a ella y así lo hizo.

Al tenerla cerca de él, le dijo —  Mira mi amor, te juro que voy a cambiar mi manera de ser, por favor no me dejes, yo te amo mucho y siempre he tenido la ilusión de formar una familia contigo, por favor perdóname y volvamos hacer novios y seguir con nuestros planes de boda.

La joven lo miro y le dijo muy decidida,  Mira Enrique tú y yo ya no podemos seguir juntos ni tener planes de boda, te lo dije y te lo vuelvo a decir no me gusta tu manera de ser y por última vez te digo, no me casare contigo nunca.

Enrique enojado saco de su saco una daga y le dijo a la joven.  __Si no eres para mí no serás de nadie y acuchillo a la joven, arrastrándola hacia un lugar solitario y con todo el coraje que contenía Enrique, empezó a descuartizar a la joven diciéndole.

Yo te amaba y no sabes cuánto, pero tú me despreciaste, pues esta cabeza, estas piernas y estos brazos no serán de nadie y menos este corazón el cual saco de su pecho y fue lo único que se llevo de la joven dejando el cuerpo de la chica abandonado en la calle.

Las autoridades apresaron a Enrique, ya que los padres de la joven al ver que no llegaba a su casa corrieron ante las autoridades pensando que algo malo le había sucedido a su hija y diciendo que el novio de su hija la había amenazado. El cuerpo de la chica fue encontrado todo despedazado y a Enrique llorando en su casa con el corazón de la chica en sus manos.  El fue muerto por las autoridades, pero a partir de ese momento, en la calle que en ese tiempo le llamaban de los pescaditos empezaron a ver y a sentir cosas de ultratumba ya que Enrique aparecía cuando pasaban parejas de enamorados y no es que les hiciera algo, pero tan solo de verlo la gente salía disparada del lugar, en la actualidad está el Centro de Convenciones pero que sigue existiendo ese camino, aunque con construcciones modernas, mucha gente asegura ver a un hombre fantasmagórico dejándose ver con un corazón sangrante, ese lugar también fue o es conocido como el callejón de la llorona o el callejón del muerto.

Originally posted 2019-09-20 22:39:13.

Total Page Visits: 1109 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

Next Post

Escrito XXXIII

Los cuarenta días de soledad mencionados, batalla de fe y reencuentro con lo divino tan solo fue, así como prueba de albedrío y fuerza
A %d blogueros les gusta esto: