THEROIGNE DE MERICOURT


THEROIGNE DE MERICOURT

(Amazona de la Revolución Francesa)

Su verdadero nombre fue Ana Josefina y desde muy niña trabajó como sirvienta, ya que su padre empobrecido por los impuestos feudales había perdido sus bienes, por lo que decidió que su hija empezara a trabajar para poder sobrevivir, y desde los 14 años empezó a llamarse Théroigne, era una jovencita muy agradable, de buena presencia, larga cabellera, hermosos ojos azules y formas graciosas, algo nerviosa y con una voz profunda.

Se cree que la separación de su familia, la cual fue muy dolorosa para ella, en su interior inicio una rebelión contra los hombres que ejercieron derecho de propiedad sobre ella.

Esto pudo ser por el trato que ella sufrió por sus amos, ya que, en esa época, las jóvenes sirvientas eran tratadas duramente.

Pero un acaudalado y libertino anciano inglés, se fijo en ella y la llevo a Inglaterra.  Allí adopto definitivamente el nombre de Theroigne de Méricourt, combinación del Terwagne-paterno con la madre tierra, lugar de nacimiento.

En Inglaterra y después de muerto su protector se transformo en la gran heroína de alegres aventuras mundanas, era muy hábil e inteligente y con la herencia que obtuvo le ayudaron a conseguir amantes ricos y aristocráticos.  Por lo que decidió perfeccionar sus formas delicadas, aprendió música y adquirió conocimientos por medio de ilustraciones

Decidió regresar a Paris, después de haber vivido en Londres por algunos años, allí sigue viendo a su familia y ayuda a un hermano que le gusta la pintura y lo manda a Italia con todos sus gastos para que se perfeccione.

En su vida mundana es tan admirada y deseada, que arruino a sus admiradores, como si su venganza refinada le asegurara una renta de por vida.  Existe un documento de un admirador que dice:

“Nicolás Dovillet de Persant, Hidalgo, Marqués de Persant, Conde de Dens y de Pateau, se obliga a abonar a la señorita Anne Théroigne, menor de edad, cinco mil libras anuales de renta vitalicia, pagadera en 2 cuotas anuales.  Este convenio se firma en virtud de haber recibido el marqués de Persant, arriba mencionado, la suma de 50,000 libras de la señorita Théroigne, asegurada matinalmente dueña de una hermosa casa, con sirvientes, carruajes y dinero, igualmente aun teniendo todo lo que obtuvo, se sentía inquieta y vacía, y sigue buscando algo inalcanzable que ni ella sabía qué.

Viaja a Italia para estudiar el bel canto, pero en 1789 enterada de lo que sucedía en Francia, abandona sus estudios y regresa a Paris, parecía ir a la búsqueda de una identidad nunca alcanzada. No sabemos qué fue lo que impresiono a esta bella mujer para hacer esta última ruptura en su vida.  Quizás la petición entregada a la Asamblea Nacional, donde las mujeres declaran.

USTEDES ANULARON TODOS LOS PRIVILEGIOS, ANULEN TAMBIEN LOS DEL SEXO MASCULINO, TRECE MILLONES DE ESCLAVAS LLEVAN LAS CADENAS QUE LES COLOCARON TRECE MILLONES DE DESPOTAS”

Su transformación es radical, su casa se convierte en sala de reuniones, discusiones y propuestas, Robespierre, Danton, Desmoulins, Mirabeau y Saint Just, visitan la mansión llamada “Club Revolucionario”

Si guerreras ciudadanas, vosotras que me escuchan, armémonos, vayamos a ejercitarnos 3 veces por semana a los Campos Elíseos o al Campo de la Federación, Abramos una lista de amazonas francesas y que todas que amen de verdad a la patria, escriban aquí su nombre.

Fueron muchas las mujeres que acudieron a alistarse en sus filas, y a ella le gustaba pasearse por todas partes con su simbólico traje de montar.  Se le proclamo la primera Amazona de la Libertad, sin dejar de difundir los derechos de las mujeres.

Ante una asamblea legislativa, Théroigne, presentó una solicitud. “SEÑORES ESPERO NOS OTORGUEIS Y ANIMADA POR EL PODER DE JUSTICI. PERMISO PARA PODER POSEER LANZAS, PISTOLAS Y SABLES Y HASTA FUSILES PARA LAS QUE TIENEN LAS FUERZAS PARA USARLAS E IGUAL NOS SOMETEREMOS A LOS REGLAMENTOS DE LA POLLICIA.

PERMISO PARA REUNIRNOS LOS DIAS E FIESTA Y LOS DOMINGOS EN EL CAMPO DE LA FEDERACION U OTROS SITIOS ADECUADOS, CON EL FIN DE EJERCITARNOS EN EL MANEJO DE LAS ARMAS.

El 14 de julio de 1789, aparece en la Toma de la Bastilla, abriéndose paso con una espada, tiempo después dirige a una muchedumbre de mujeres harapientas que se dirigen a Versalles.

Sin embargo, fue criticada para aquellos que en algún momento la apoyaron.  Por ejemplo, para Condorcet, su esposa podía considerarse igual y tomaba el ejemplo de Aspasia junto a Pericles, en el siglo de oro de Atenas.  Pero no podía equipararse a ello la chusma de mujeres analfabetas y apestosas.

En octubre de 1789, Théroigne, logra una gran parte del ejercito del Flandes, para que se pase a la revolución.  El día de la derrota monárquica, casi sin recursos, arroja sus últimas alhajas sobre la tribuna del “Club des Cordeliers” instando a las mujeres hacer lo mismo y pagar a los ejércitos de la Revolución.

Proclamada la PRIMERA AMAZONA DE LA LIBERTAD, en el club, era recibida con gritos como ES LA REINA DE SABA, QUE VIENE A VISITAR A SALOMON DE LOS DISTRITOS.

Su elegancia no ha cambiado, fastuosa en los salones, elocuente y arrolladora en la calle, el pomo de su látigo es una cajita llena de perfumes (Bretón)

En 1790, es enviada a Lieja para levantar el pueblo. La Revolución le ha otorgado un grado militar.  Funda una liga Revolucionaria, pero sin más ella desaparece sin dejar rastro.   Su hernia sugiere que puede deberse a una causa romántica, pero la realidad es que fue denunciada y fue arrestada por los austriacos en enero de 1791

“Su entusiasmo fanático por todo lo que se relacione con las ideas de libertad, igualdad y fraternidad es bien conocido”

Fue acusada de haber tramado un complot para asesinar a María Antonieta y ser sospechosa de intenta sublevar a la población contra el emperador de Austria, por lo que fue encerrada en el Castillo de Fufstein en el Tirol.  Finalmente, el emperador Leopoldo, desea verla y queda fascinado por la exposición de la singular prisionera y le concede graciosamente la libertad después de un año.

Le quitan su biblioteca en la que figuran Seneca, Cicerón, Horacio y Mably, sus captores escriben durante el proceso

En mayo de 1793, un grupo de mujeres jacobinas, le desgarraron la ropa y la apalean salvajemente en los jardines de la Tullerias, hasta que llega una orden de Marat, que las obliga a soltarla para salvarle la vida.  Apareciendo la noticia al día siguiente.  Ella se recupera de las heridas hechas a su cuerpo, pero los golpes recibidos en la cabeza no logran salir bien, ya que a partir de ese momento comienza a dar muestras de inestabilidad mental.

Se recluye en su casa completamente desnuda, como recuerdo de la humillación sufrida.  La internaron en un asilo en 1795 y más tarde es hospitalizada en el Hospital de la Salpetriere.  El doctor Esquiro, que la atendió durante años dijo.

“Théroigne no quiere soportar ningún vestido, ni siquiera una camisa.  Todos los días moja su cama o moja la paja de su cama con varios baldes de agua, se acuesta y en verano se tapa con su sabana, agregando la frazada en invierno, le gusta pasearse descalza en su celda de piso de piedra e inundada de agua.

El 9 de junio de 1817, falleció Théroigne de Méricourt, sin haber recobrado la razón, fue el triste final de la infatigable guerra y que un día fue  LA AMAZONA ROJA, LA FURIA DE LA  GIRONDA Y LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO.

Total Page Visits: 1133 - Today Page Visits: 2

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: