LA HIENA DE QUERETARO

La hiena de Querétaro,  Claudia Mijangos Arzac, nació el 25 de abril de 1956 y que en la actualidad cuenta con 63 tres años y que esta próxima a salir de prisión y que según ella quiere volver a su casa, donde cometió su triple  filicidio.

La historia de esta mujer por lo que se sabe tuvo una niñez llena de afecto y con los medios suficientes y buenos, estudio comercio, en su adolescencia fue elegida como Reina de Belleza en Mazatlán.   Pero tuvo la desgracia de perder a sus padres muy joven, siendo  heredera de una muy buena fortuna económica.

Poco tiempo  se caso con Alfredo Castaños Gutiérrez, y  se fue a vivir a Querétaro, ya casada en el Instituto Técnico de Querétaro.

De esta unión nacieron tres niños, Alfredo Antonio, Ana Belén y Claudia María, los cuales asistían a un colegio católico y ahí conoció a padre Ramón

El matrimonio de Claudia no estaba funcionando ya bien, por lo que tenía muchos y difíciles problemas con su esposo, el cual la celaba y la golpeaba delante de sus hijos, ella ya empezaba a tener ciertos problemas, ya que decía que ella escuchaba voces de ángeles y demonios, las veces que se lo comentaba su esposo él le decía que estaba loca. Por lo que decidió separarse de el, ya no lo soportaba además su esposo sabia que ella estaba enamorada del sacerdote.

Paso algún tiempo y llego el fatídico día, el 23 de abril, Alfredo Cataño, llego a la casa de Claudia para recoger a sus tres hijos y llevarlos a pasear, pero al regresarlos tuvo una fuerte discusión con Claudia, ya que el nuevamente le pedía que dejara al padre Ramón y que volviera con él, pero ella lo rechazo y molesto  la amenazo, diciéndole “que se iba arrepentir” y se fue, ella cerro con llave y fue acostar a sus hijos.

Pero como dijimos antes, Claudia decía escuchar voces junto con dolores de cabeza, por lo que unas horas después el 24 de abril, como a las 4 de la mañana Claudia Mijangos despertó con un intenso dolor de cabeza y con fuertes voces dentro de su cabeza que la despertaron, voces que le decían que Mazatlán había desaparecido y que Querétaro era un espíritu.

Eran tan fuertes esas voces y ese inmenso dolor, que decidió hablar con su amiga Verónica Vázquez, por teléfono, la cual con todas esas incoherencias que decía y no entender nada, le prometió verla lo más temprano posible.

Pero Claudia en lugar de tranquilizarse y desquiciada, se vistió y se dirigió a la cocina donde tomo tres cuchillos de diferentes tamaños y subió al cuarto de su hijo Alfredo de 6 años, y en cuestión de minutos lo ataco, iniciándole un corte en la muñeca, el niño al sentir dolor trato de protegerse, de correr pero ella lo siguió y con tanta fascinación que sentía le corto por completo la mano izquierda al pobre niño. Los gritos de dolor, despertaron a su hermana Claudia de 11 años, que trato de detener a su  madre gritándole, pero Mijangos fuera de si se abalanzo  sobre ella cambiando de cuchillo le dio 6 cuchilladas a la niña, la pequeña con poca fuerza logro salir de la habitación, gritándole “No Mama No Mama, no lo hagas No lo Hagas, eran gritos llenos de dolor ya que tenía sus pulmones perforados.  Los gritos tan fuertes de dolor llegaron a despertar a los vecinos cercanos, pero ya la Mijangos, había tomado el tercer cuchillo y apuñalo en el corazón a Ana Belén la pequeña de 9 años, quien no puso ninguna resistencia.

Después de esta masacre, Claudia recogió a sus tres hijos arrastrándolos a la recamara principal poniéndolos encima de la cama y tapándolos con una cobija llena de flores.

Muy temprano su amiga Verónica llego y al ver la cantidad de sangre lo primero que hizo fue llamar a la policía, los cuales llegaron pronto y ver toda la casa llena de sangre, sobre todo las escaleras que llevan al segundo piso, recorriendo las recamaras y al llegar al cuarto principal, vieron a Claudia junto a los cadáveres pensando que ella también estaba muerta, al ver que todavía vivía llamaron a la Cruz Roja, para que la atendieran lo más pronto posible pensando que ella también estaba herida.  Ahí estuvo internada.

En su declaración decía que las voces le habían ordenado hacer lo que hizo, que inclusive el padre Ramón también le decía lo mismo.

El 19 de septiembre de 1991 fue recluida en el Anexo Psiquiátrico del Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan, al sur de la ciudad de México.

El diagnostico fue Epilepsia de Lóbulo Temporal, Acompañado de Perturbación de la Personalidad Tipo Paranoide.  Se le aplico una medida de seguridad de 30 años por el triple filicidio y según se supo nunca ha recibido visitas.

Ya casi a los 30 años del tripe asesinato, Claudia Mijangos Arzac, La Hiena de Querétaro, está por cumplir su sentencia y será liberada en junio de 2019.

Total Page Visits: 1342 - Today Page Visits: 2

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: