Han pedido amor y cuando lo tienen lo ahuyentan o se retiran.

Han pedido dinero, y cuando se te ha puesto donde hay, no lo tomas o no lo quieres ver.

Así como estos 2 ejemplos, hay cientos y a veces miles.

No hay placer completo, si uno no lo quiere tener

Pides, pides y pides, y cuando se te da, no lo tomas, no lo ves.

Abre bien los ojos, mira bien todo, porque lo que pides no vendrá corriendo a ti, ni se presentará como quieres.

Cuantas oportunidades has pedido, y cuantas oportunidades has tomado.

No hay 1 que no lo haya dejado ir.

Dichosos los que entiendan

Un hombre de edad madura, acerco sus rezos a mi Padre, diciendo.

“Padre, otórgame dinero, lo necesito, he trabajado mucho y no lo tengo.”

Al otro día, el mismo hombre caminando en la calle, detuvo su paso para comer algo, cuando se acercó una mujer joven, la cual vendía pedazos de lotería, el hombre al ver lo que le vendían , no quiso comprar y corrió a la niña.

A los 3 días de lo ocurrido, el hombre iba caminando en otra calle, cuando de la nada acercó un hombre y le dijo.

“Señor, de lo que gana usted actualmente, yo le ofrezco 4 veces su sueldo.

El hombre contestó.

“No joven, para nada, yo soy honrado y no me gusta nada chueco.”.

Dos días después, manejando su coche, detuvo a ver una casa que le llamó la atención, cuando de su interior, subió una viejita la cual de decía..

“Le gusta esta casa”

El hombre contestó.

“Pues si señora, esta muy bonita”.

La viejita le dijo.

“Se la regalo, es suya, ya no la aguanto, como dicen que hay dinero escondido en su interior, espantan muy feo, y mejor la regalo, a morirme del susto.”

El hombre al ver la reacción de la viejecita, dio la vuelta rápidamente y marchó sin decir nada.

Los días convirtieron en semanas y las semanas en meses y los meses en años, y aquel hombre que todas las noches le ruega mi Padre por denario, no ha podido ver que lo que pidió a mi Padre otorgado ha sido, y sus ideas o sus ojos, no lo han dejado ver que ahí han estado.

Muchos han pedido a mi Padre, y mis hermanos han ido a cumplir, y han regresado con lo que han pedido.

Ojalá tú no las dejes ir, ojalá y tú aprendas a ver realmente.

Ojalá y aprendas a entender y mirar que tu petición respondida ha sido.

Entiendes o no entiendes.

Dichosos los que entiendan.

Total Page Visits: 214 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: