HIPOGEO DE HAL SAFLIENI

Los21Revista

Dentro de la República de Malta, un microestado de la Unión Europea localizado en medio del Mar Mediterráneo, cerca de la Isla de Sicilia y del norte del continente africano, se encuentra un templo subterráneo construido aproximadamente 2500 años antes de Cristo, el cual fue declarado patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO en 1980 debido a sus características únicas.

Se descubrió por casualidad en 1902, durante unas obras en unas cañerías. Los obreros, temerosos de que los trabajos se paralizaran y pudieran quedarse sin empleo, ocultaron el descubrimiento ignorando su valor. Las excavaciones no comenzaron hasta dos años más tarde. El padre Manuel Magri, de la Compañía de Jesús estuvo a cargo de las primeras excavaciones, y tras su muerte en 1907, el arqueólogo Themistocles Zammit quedó al frente de la exploración.

Se trata de un conjunto de galerías, túneles y pequeñas salas conectadas entre sí y establecidas en tres niveles bajo tierra. 

La extensión del templo es de unos 500 metros cuadrados y se cree que las partes más antiguas del complejo datan del año 4000 a.C. Las partes más interesante del Hipogeo son la Sala del Oráculo, la Sala Decorada y el Sancta Sanctorum.

Entre los hallazgos recuperados del Hipogeo destacan abalorios, amuletos, estatuillas, alfarería, representaciones animales, y esqueletos humanos aunque algunos investigadores señalan que podrían no serlo, pues algunos de los cráneos son alargados, lo cual ha despertado toda clase de teorías.

Es importante resaltar la historia de la isla de Malta debido a su posición estratégica en el Mar Mediterráneo por lo que dicha isla fue ocupada como vemos en las construcciones megalíticas de la Isla de Gozo también pertenecientes al archipiélago de Malta en Ġgantija de aproximadamente 3600 a 2500 antes de Cristo, y Ħaġar Qim de 3600 a 3200 antes de Cristo, posteriormente invadido el archipiélago por fenicios, griegos, cartagineses, romanos, vándalos (germanos), árabes, normandos, sicilianos, españoles, franceses, británicos, los cuales ocuparon las islas desde 1860 y como base militar en la segunda guerra mundial en la que la Isla sufrió muchos daños, y de los cuales logra su independencia en 1964 pero realmente efectiva hasta 1974.

A pesar de ello y en que todas esas culturas dejan vestigios, la belleza del Hipogeo reside en la complejidad del sistema de galerías y en la fecha en la que se construyó este templo subterráneo. El nivel superior, el más antiguo, data del año 4000 a.C., mientras que el inferior se excavó entre los años 2500 y 3150 a.C.

En esta época, las civilizaciones que habitaban en Malta utilizaron técnicas bastante avanzadas e incluso tallaron motivos decorativos en las piedras que hacían de puerta y decoraron el interior del templo con pigmento rojo.

Las diferentes salas del Hipogeo están talladas directamente sobre la roca, presentas distintas formas y están comunicadas entre ellas por estrechos pasadizos. A lo largo de todo el templo se encontraron cámaras funerarias con restos de huesos humanos, ofrendas animales y amuletos.

Cualquier sonido reproducido en la Sala del Oracle resuena en todo el templo, produciendo efectos físicos y mentales sobre los humanos.

Algunos científicos realizaron más recientemente estudios acústicos dentro del templo detectando que a una frecuencia de 100 mhz, las vibraciones resuenan en todo el templo, al igual que sucede en otros lugares del mundo como en Stonehenge en la Gran Bretaña, que han reforzado la idea de que el lugar tuvo intervención extraterrestre.

Entre 1992 y 1996 se realizaron trabajos de restauración por lo que aunque se encuentra abierto al público turista, se hace en grupos muy reducidos para conservar el templo, los cráneos y otros vestigios se encuentran a la vista en el Museo Nacional de Arqueología de la ciudad de La Valeta.

Originally posted 2021-07-06 16:29:21.

Total Page Visits: 698 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

Next Post

PUNTO DE INFLEXIÓN IRREVERSIBLE PARA LA CONTAMINACIÓN PLÁSTICA MUNDIAL

El costo de ignorar la acumulación de contaminación plástica persistente en el medio ambiente podría ser enorme
A %d blogueros les gusta esto: