Apocalipsis, palabra que produce un miedo estridente, así como dolor a lo que vendrá.

Mas simplemente, es una purificación, es una transición, una advertencia de un acontecimiento a la recuperación de fe.

Cuando el Apocalipsis, o cambio a la nueva era esté cerca, será avisado con mensajes, así como con presencias de nuevas palabras antes escuchadas.

Hablan del, o los anticristos, cuando ellos siempre han existido, así como caminado y observado entre nosotros.

Temen a la llegada del anticristo, y no alegran a la llegada del Ángel Supremo.

Más como siempre hemos dicho, el Hijo de mi Padre siempre ha estado entre nosotros, simplemente ha guardado silencio y distancia, proporcionándonos muestras de esperanza, pero nuestra poca visión y poca fe, nos han impedido ver mas allá.

El Apocalipsis será una batalla entre el bien y el mal, así como de tentaciones y burlas a la creencia real y pura.

Al inicio, los demonios junto con sus seguidores, juzgarán y apreciarán que van venciendo, mas sin previo aviso, la hoja dará vuelta cuando el Ángel Supremo se haga presente y visible ante los ojos del mundo.

Manifestaciones, milagros, sonrisas y felicidad, serán muestra de ello, así como habrá algunos que advertirán, habrá otros que lo negaran, mas a simple vista será algo lógico, pero de fondo llevará un mensaje.

El inicio.

Negarán por miedo a que sus falsas palabras y enseñanzas se verán en peligro de ya no existir, pero sobre todo el miedo a que ya no serán supremos ante nadie.

Sucesos jamás antes percibidos ante los ojos de hombres y mujeres serán presentes, así como acontecimientos naturales serán motivo de estudio, así como de incredulidad.

Todas las religiones negaran antes de aceptar lo antes escrito.

Ya que desde siglos ha sido avisado.

Y así fue, y será.

Todos esperan ver descender de los cielos a mis hermanos con trompetas, espadas, en formas de dragones, así como brotar fuego de los infiernos, así como esperan ser testigos de la llegada del Ángel Supremo de nueva cuenta, de la misma forma, como aconteció hace muchos años.

Más diremos que no se deben de dejar llevar ni engañar, ya que demonios, y falsos profetas, estarán unidos en voz y en acciones.

Esto escrito será motivo de duda, mas sin en cambio cuando lo crean es por que ya todo estará comenzado.

El Hijo de mi Padre caminará entre nosotros de nueva cuenta, y aunque esperen, y cuestionado sea por su lenguaje o idioma, aun así, será Él.

No vendrá a querer hablar en las lenguas que ya no se usan, ya que vendrá hablando en el idioma, dialecto o lengua, que Él quiera, ya que, aun así, será entendido.

Mas también les diré que igual que la palabra, muy pocos entenderán.

Demonios pondrán palabras en la boca de falsos elegidos, así como de falsos profetas y serán seguidos en sus mentiras, mas los vientos terminarán sus mentiras.

Abran bien los ojos.

Se llama Apocalipsis por que es la purificación de almas, y energías negativas.

El Hijo de mi Padre hablará, guiará y desenmascarará a todos aquellos que lucran o manipulan con la palabra de mi Padre.

Más diré que la palabra de mi Padre es infinita. No es tan limitada como la de ellos.

Nuevos bautizos irán surgiendo, y nueva esperanza será el mensaje previo, aunque será otorgado por seres comunes, ayudados por la guía de mis hermanos.

Contribuirán con una pizca, antes del cambio total.

Nuevas palabras, y protectores surgirán, así como nuevos escribientes de lo que sucederá.

Ellos escribirán la palabra, y compartida será.

Algunos de los nuevos elegidos tendrán la misión de esperar, y empezar a advertir el cambio de era, así como otros, solo caminarán y protegerán al Hijo de Dios hasta que Él se los pida de nueva cuenta, y muchos más alzarán la voz, guiados con palabras de nosotros, así como serán los plasmadores de lo que sucede, y sucederá en nuevas hojas o papiros.

Ellos serán los escribientes.

Lo que verán y oirán, será guardado para el libro de vida.

Mas como se ha dicho demonios y creyentes falsos, serán los encargados de desacreditar lo que sucede, así como intentaran escribir y hablar de su palabra, mas sin en cambio nada ni nadie podrá parar los escritos, ya que, desde hace muchos siglos, así ha sido, la diferencia será, que ahora esta mas próxima la llegada anunciada.

Las palabras verdaderas, de las palabras falsas, serán fáciles de distinguir.

Ni los siglos ni los años han callado, y mucho menos dudado de la palabra de mi Padre, solo que el ser humano si.

Mujeres fanáticas, gritarán a los cuatro vientos el encontrarse en estado sin haber estado con un hombre, afirmarán el estado celestial, así como ser portadoras del Hijo de Dios.

Del salvador.

Mas sus mentiras serán descubiertas, ya que sin aviso sucederá.

No existirá lugar donde esconder el rostro, de la vergüenza.

Hombres fanáticos y manipuladores dirán y alzarán la voz afirmando ser los elegidos por la palabra de mi Padre.

Se autoproclamarán nuevos seguidores de esperanza, así como nuevos apóstoles del amor a Cristo.

Más serán cuestionados, observados y desenmascarados por el Ángel Supremo en persona.

Más aun así, de mentiroso y blasfemos dirán.

No les convendrá la aparición del verdadero, ya que con el en su mundo nadie los adoraría, ni creería en ellos

Dichos los que entiendan.

Dios es divino, Dios es maravilla, así que no necesita presentación, ni necesita avisar la llegada de su Hijo, aunque tanto nos ama, que como cualquier Padre nos guía y nos previene de lo que vendrá.

Hace tiempo sucedió y desde ese entonces el Ángel Supremo no ha partido, solamente se ha mantenido observando.

Más de nueva cuenta sus palabras se aproximan de nuevo para ser escuchadas.

Muchos esperan el llamado celestial para seguir al Hijo de mi Padre, más sin embargo, será distinto, ya que los llamados serán hacia un mismo destino, y se llama Cristo.

Unos de la nada sentirán el deseo de llegar a lugares que no conocen, otros oirán la voz, y muchos mas lo verán.

El centro de reunión será, hacia la esperanza.

Dichosos los que entiendan.

El Hijo de mi Padre no traerá destrucción total, el solo traerá la esperanza, y la renovación de nuestra fe, axial como el amor en diferentes expresiones.

Bendito el que entienda, pero sobre todo agradecido de presenciar la nueva era.

La destrucción la trae el mismo hombre.

Mas de nuevo repetiré, que no existirá demonio, ni palabras de desacreditar, que eviten que el Hijo de mi Padre, cumpla con su misión, hacia con ustedes.

Quiten de su vocabulario la palabra NO, axial como el NO ES CIERTO, ya que todo lo antes escrito es, y será verdad, y es tan solo un SI, a la esperanza, y un ES CIERTO hacia la fe.

Duden, nieguen, y sonrían, que esto se recibirá y se convertirá en lo inverso cuando testigo y participe seas de la llegada.

La incredulidad, se volverá creencia.

Temen distinguir al Hijo de mi Padre del anticristo, más pobres tontos, y ciegos les diré, ya que el Hijo de mi Padre no tiene comparación alguna, y aunque imitado trate de ser, jamás será igualado.

Sus palabras y sus acciones, hablarán por si solas.

Dichosos los que entiendan.

El Hijo de Dios, vendrá y será distinguido por la bondad de sus palabras, así como la verdad de ellas.

Entonces como no saber distinguir entre el Hijo, y el impostor.

El más duro suavizará, así como el mas incrédulo, creerá.

El Hijo de mi Padre vendrá una sola vez, y de ahí se quedará y nos enseñará de nueva cuenta.

Aunque también advertimos de la llegada de ángeles oscuros, los cuales se proclamarán hijos de Dios, así como salvadores.

Pero el consuelo inicial de sus palabras, después se convertirán en dolor, y arrepentimiento.

Mas la respuesta ya esta dada.

Dios camina en cualquier valle y habla para todos no las limita solo para unos cuantos.

Dichosos los que entiendan.

Si, es verdad, el tiempo ha llegado, pero no deberían de asustar, mejor deberían de agradecer el ser participes de dicho acontecimiento.

Hablar con el sol, así como con la luna, sería motivo de risa, al igual que estas palabras que, aunque sencillas llevan la respuesta, mas recuerda, que la sencillez se puede volver compleja y difícil de entender.

No esperes lo que no es, mejor espera la esperanza, ya que es solo parte de la fe, y amor de mi Padre, hacia el cambio de todos.

El necio, así como el ciego, de verdad negarán y prohibirán estas palabras, mas solo les señalaré lo siguiente.

Las palabras, que solo tú sabes son verdad, han sido otorgadas a todo aquel que quiera creer realmente en mi Padre, no en ti.

Así, que si para ti esto es blasfemia, burla, así como tontería, entonces por que causa tanta cólera que se sepa.

El tiempo de que crean en tus manipulaciones, ha terminado.

El Ángel Supremo ha llegado.

Y tu rabia, solo provocará que mis hermanos con el amor de mi Padre, te hablen para lograr tu verdadera fe.

El tiempo hablará, y mostrará al mentiroso.

Y los queremos.

Dichosos los que entiendan.

Cuando todo esté cerca, manifestaciones de la madre terrenal del Ángel Supremo, serán cada vez más evidentes.

Así como para aquellos que osaron en ofender lo sagrado para el Ángel Supremo, sentirán temor por sus palabras, y su negación.

Cada día, en diferentes lugares, manifestaciones divinas serán observadas por millones, y aunque palabras nieguen, no existirá poder alguno, que borre lo que los ojos vieron.

Presenciar, a veces es igual que sentir.

Dichosos los que entiendan.

Total Page Visits: 1632 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: