El miércoles 13 de mayo a las 17:00 horas falleció en un hospital de la capital de la república,  víctima del COVID-19 el extraordinario cantante, compositor, actor y conductor  Yoshio.

Su nombre original es Gustavo Nakatani Ávila. Nació en la ciudad de México el jueves 15 de octubre de 1959. Fue hijo del empresario japonés Yoshigei Nakatani Moriguchi y su mamá Emma Ávila. En 1931 llegó su papá a la capital de la república y se instaló en el barrio de la Merced (en donde nació Yoshio). Era empleado de una fábrica de botones, pero quiso ser su propio jefe e inventó los cacahuates japoneses. El empresario tenía muy buena voz y en sus ratos libres se distraía cantando temas tradicionales de su patria. Heredó la empresa a su hijo Armando, y el talento artístico a sus hijos Carlos (1934-2004), quien fue un destacado pintor, director de cine y escritor, y a Gustavo, a quien desde niño le decían de cariño en su casa Yoshio, ya que dicha palabra en japonés significa “hombre noble”.

A muy temprana edad incursionó en la música y comenzó a componer sus propias canciones. A los 18 años decidió dejar la escuela para abrirse camino en el ambiente artístico. Su papá, quien se vio reflejado en él, lo apoyó en todo.

Su incursión en el festival OTI se dio cuando decidió formar un grupo con la idea de interpretar únicamente sus propias composiciones, razón por la cual, el comité organizador los invitó a participar en el certamen nacional de 1973. Después dicho comité decidió darle la oportunidad como solista.

En 1977 grabó “El reencuentro” con Sonia López.

Participó con gran éxito en 10 Festivales OTI, conquistando tres medallas al Mejor Intérprete Masculino. En 1981 ganó el certamen nacional al interpretar la canción “Lo que pasó, pasó”, autoría de Felipe Gil, con lo que obtuvo el derecho de representar a México en el certamen internacional, en el que quedó en tercer lugar.

En 1982 fue elegido para representar a México en el “Festival de la Canción Popular Yamaha”, celebrado en Tokio, Japón, en el que obtuvo la medalla de Plata con el tema “Enséñame a querer” de Mario Molina Montes y la de Oro como “El mejor intérprete absoluto”. En esa emisión de dicho festival también participaron artistas de la talla de Celine Dion representando a Canadá, B.J. Thomas a Estados Unidos y Braulio a España.

Fue conocido también como “El Samurai de la Canción”; dicho slogan se lo pusieron después de que interpretó el tema “Samurai”, autoría de Pablo Herrero y José Luis Armentero, que fue un éxito en el año 1985. Cabe mencionar que antes de él, Pedro Vargas también tuvo dicho mote.

En 2014 participó como invitado especial junto con Alejandra Ávalos, Gualberto Castro, Laura Zapata, Manoella Torres y Mario Pintor, con un concepto musical en el estreno de la puesta en escena “40 y 20”, con la que José Joel rindió tributo a José José por 50 años de trayectoria. Después  de dicha presentación, tanto Yoshio, como Laura Zapata y Gualberto Castro  tuvieron diferencias con la producción de la misma, ya que argumentaron que no les había sido pagada su presentación.

El jueves 27 de agosto de 2015 celebró 45 años de trayectoria, con un concierto memorable realizado en el Lunario del Auditorio Nacional. En dicho concierto tuvo como invitados a artistas como Lizardo, Yuri y Aída Cuevas. Ahí presentó el disco número 32  de su carrera, titulado “Amo la vida”, que grabó en la ciudad de Milán, Italia y bajo la producción y música de Jean Pietro Felizatti y letras de José Ramón Flores.

El jueves 25 de agosto de 2016 rindió homenaje al maestro Armando Manzanero con un concierto en el Lunario del Auditorio Nacional, al que tituló “Lo maravi Yoshio de Manzanero”, del cual grabó un emblemático material discográfico que incluye los temas “El día que te conocí”, “Mi novia, mi amiga, mi amante”, “No”, “No sé tú”, “Perdóname”, “Por debajo de la mesa”, “Será que hoy”, “Somos novios”, “Te extraño” y “Que tristeza”.

El viernes 18 de agosto de 2017 realizó un homenaje a Álvaro Carrillo, en el mismo concepto y en el mismo recinto que el de Manzanero, al que tituló “Lo maravi Yoshio de Álvaro Carrillo”. El disco que grabó incluyó los temas más emblemáticos de Carrillo y en él realizó duetos con artistas muy reconocidos. Las canciones que incluye dicho material son “Amor mío” con Carlos Cuevas, “Cancionero” con Manoella Torres, “Como se lleva un lunar”, “El andariego” con Óscar Chávez, “La mentira” con Gualberto Castro, “La Señal”, “Luz de luna”, “Sabor a mí”, “Sabrá Dios”, “Seguiré mi viaje” con Clayton, “Te doy dos horas” y “Un poco más”. 

En ese mismo año de 2017, participó en el festival “Cantemos x México”.

Hasta antes de la contingencia por la pandemia  por el COVID-19, se encontraba promocionando su más reciente producción discográfica titulada “Bohemios de la OTI”, que surgió del espectáculo del mismo nombre que hacía con Sergio Esquivel y Mario Pintor.

También estaba haciendo presentaciones personales en diferentes lugares y daba conciertos constantemente con el actor y cantante Iván Caraza.  

Su última presentación la realizó de manera virtual el domingo 26 de abril del presente año, con el fin de mantenerse en contacto con sus seguidores.

Este año celebraba 50 años de impecable trayectoria artística.

Yoshio y los discos:

Grabó más de 30 discos, entre ellos:  “Demasiado Tarde” (1978), “Yoshio” (1979), “Ámame” (1980), “Lo que pasó, pasó” (1981), “Yoshio” (1982), “Reina de corazones” (1984), “Samurai” (1985), “Tú ni te imaginas” (1990), “Soy puro corazón” (1991), “20 grandes éxitos” (2001), “Sentimientos de México” (2002), “Las canciones de mi vida” (2002), “Mientras de mí te olvidas. Yoshio interpreta a Martín Urieta” (2006), “La gran colección del 60 aniversario CBS” (2008), “Lo mejor de Yoshio” (2013), “Amo la vida” (2015), “Lo maravi Yoshio de Manzanero” (2016), “Lo maravi Yoshio de Álvaro Carrillo” (2017), “Bohemios de la OTI”, entre muchos otros.

Yoshio y la actuación:

A la par de su carrera como intérprete y compositor, incursionó en el terreno de la actuación, cuando la actriz y productora Silvia Pinal lo invitó a protagonizar uno de los unitarios del programa “Mujer… casos de la vida real”, en el que compartió el primer crédito con la primera actriz María Rojo.

En 1988 participó en la telenovela “El pecado de Oyuki”, producida por Lucy Orozco para Televisa, escrita por Yolanda Vargas Dulche y protagonizada por Ana Martin. En dicha historia dio vida a dos personajes: Togo Fushoko y a Takama Fushoko.

En 1989 dio vida al comandante Molina, en la telenovela “El cristal empañado”, producida por José Rendón y con las actuaciones de Mariagna Prats y Jaime Garza.

En 1998 participó en la telenovela “Una luz en el camino”, producida por Mapat López de Zatarain, adaptación de la serie infantil argentina “El árbol azul”. Fue protagonizada por Verónica Merchant, Guillermo Capetillo y Mariana Botas.

En 2007 la productora Carla Estrada lo invitó a participar en la telenovela “Pasión”, original de María Zaratini. Cabe mencionar que le fue escrito un papel especial llamado “El chino”, un pirata retirado y dedicado al contrabando de comercio. Dicha historia fue protagonizada por Fernando Colunga y Susana González.

-Yoshio y la conducción:

Condujo el programa de televisión “Ahora toca” para MVS con transmisión en México y Estados Unidos y en Radio Capital condujo el programa “Soy bohemio y qué”.

Total Page Visits: 356 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: