SOY ORGULLOSAMENTE ABOGADO

Después de las declaraciones del presidente López, con respecto a los abogados, es mi deber como litigante y amante de la profesión de la abogacía, decir que sus argumentos además de vacíos, son propios de una persona intolerante y de escasos conocimientos.

En la villa del señor existe de todo, así como hay abogados corruptos, coyotes, chicaneros, hay muchos más abogados excelentes, profesionistas de las leyes que se rompen el cerebro en todo momento con la única intención de ejercer un buen derecho, y sobresalir en una de las profesiones más competitivas y estresantes que existe en nuestro país.

Debemos de ser coherentes, generalizar y atribuir conductas, o ser directos con los adjetivos de forma general a una profesión, no solo sigue polarizando una sociedad fracturada, sino que se busca desprestigiar a una de las profesiones que tarde o temprano, será la que empiece a dar la batalla jurídica al gobierno y sus acciones, ante las arbitrariedades que se están cometiendo en todo el país.

Seamos objetivos, en el mundo del ejercicio de la abogacía, hay postulantes corruptos, tramposos, al igual que hay políticos mentirosos, canallas, locos, ambiciosos, dinosaurios, chapulines, y demás etc, que todos sabemos, así como excelentes funcionarios públicos y políticos.

En el mundo de las leyes y la abogacía en nuestro país,  han surgido grandes hombre y mujeres, dignos de admiración, al igual que en el mundo de la política, en la historia de nuestro país, han existido grandes hombres y mujeres que han puesto en alto la profesión, al punto de convertirse en ejemplo de muchos abogados.

En la historia de nuestro país, hemos tenido de todo, desde grandes abogados y políticos, como abogados que dan tristeza y vergüenza, hemos tenido grandes políticos que han contribuido a escribir una historia y fomentar el futuro, como hemos tenido presidentes o políticos, que han modificado a conveniencia nuestra carta magna, políticos y presidentes mentirosos que han polarizado y dañado a todo un país, hemos tenido políticos y presidentes que les ha ganado el hambre de poder y ego.

Y por ello, ante los adjetivos y descalificaciones de nuestro “presidente”, me atrevo a decir con convicción, que prefiero ser un traidor a la patria que busque ejercer un derecho, que un simple aplaudidor y adulador de un hombre mitómano, al cual le ha quedado grande una silla presidencial.

Soy orgullosamente abogado, y como tal defiendo mi profesión, que les guste o no, es y será esencial, hoy, mañana y siempre en nuestro país…

Saludos…

Total Page Visits: 332 - Today Page Visits: 3

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: