El impuesto especial para productos y servicios mejor conocido como IEPS, en México es aplicado a ciertos productos y servicios, los cuales tienen una repercusión en las empresas, se considera progresivo o en las familias, en este caso se considera regresivo el IEPS en las gasolinas, porque el impacto final será en las personas.

Se ha dicho que en algunos productos es necesario dicho impuesto, como para las bebidas alcohólicas o los cigarros, pero desde hace unos años impactó a las familias mexicanas más que a las empresas, por aplicar el impuesto a las bebidas azucaradas. Y a la gasolina, donde aunque tenía un impacto regresivo, se compensaba un poco por el subsidio que otorgaba a la gasolina magna.

Sin embargo, esta semana se quitó el subsidio al IEPS de la gasolina, y te preguntarás, en que me afecta, que a partir del 7 de marzo y hasta el 13 del mismo mes y año no se pague el subsidio, fácil y rápido, lo pagas tú, si no se ve incrementado el precio de la gasolina, total, lo verás disminuido en la cantidad por litro pues debes pagar mayor impuesto, al final es un gasolinazo disfrazado.

Ya no existe subsidio para el IEPS de gasolinas por lo que debes pagar 4.95 pesos de este impuesto por cada litro de gasolina magna, $4.18 pesos por cada litro de gasolina Premium y $5.44 pesos por cada litro de diésel.

Esto no solo contradice la promesa de campaña que se hizo por el actual presidente donde decía que disminuiría el precio de la gasolina, pues ha aumentado, además aumenta la recaudación fiscal por cada litro de gasolina que consumas, no te crea nuevos impuestos solo te aplica al máximo los que ya tienes.

Hace un año se implementó el estímulo fiscal para supuestamente combatir el gasolinazo, y provocar la disminución del precio, pero sólo fue un disfraz, el cual ahora se quita.

Se debe por lo tanto analizar de manera conjunta, pues mientras se anunció que las pérdidas de PEMEX van en aumento, las deudas de la misma han disminuido, esto es porque desde hace mucho tiempo se ha venido endeudando la empresa por medio de los petrobonos que comprometían las ganancias del petróleo, ahora se recurrió a bonos de deuda y no de petróleo, esto debido a la baja del precio internacional del crudo, y por ende de la mezcla mexicana, que se ha visto muy comprometida.

Es decir, el gobierno de México ha cambiado la forma de financiarse sin cumplir tampoco la inversión que se hizo pública en determinado momento para apoyar a PEMEX, y que tanto fue criticado a nivel internacional.

Aún falta mucho para que se pudiera dar una mejoría en las cifras de una recuperación de PEMEX, pero dentro de la empresa, existen muchos empleados claves que aseguran (de manera extraoficial), que en realidad no existe ninguna crisis en la empresa y que sólo se trata de una cortina de humo, ¿será?, en caso de ser cierto esto sería aún más grave por el engaño a la nación.

Total Page Visits: 453 - Today Page Visits: 2

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: