REFORMAS CONSTITUCIONALES A MODO

La constitución política de México , nuestra Carta Magna, es la ley fundamental de la cual emanan todas las leyes, y por esa misma razón cuando se modifica constantemente, a criterio del mandante en turno, va perdiendo credibilidad; en el ambiente sociológico, se dice que cuando una población de una nación deja de creer en su propia constitución, es tiempo de una revolución.

Si hacemos un análisis de las reformas que se han hecho a nuestra constitución hasta la fecha, desde su creación en 1917, encontraremos como en los últimos sexenios se ha aumentado el número de reformas realizadas, alguno dirá que es porque se moderniza y se adapta a la nueva forma de gobierno acorde con el mundo, sin embargo, cuando fue creada la constitución se planteó para el crecimiento y planeación de un pueblo mexicano con ganas de salir adelante, con reformas y adecuaciones, producto de la revolución mexicana, que causó tantas bajas en nuestro país, que hasta el comienzo del período de Diaz Ordaz sólo había sido modificada en 122 ocasiones y con el propósito de consolidar los principios fundamentales por las que fue creada, esto es, 122 veces en 47 años de gobierno lo que significa 2.5 veces por año, y esto no quiere decir que los legisladores de ese periodo no hicieran nada, significa que nuestra carta magna, se respetaba y no era necesario, modificar los principios que la regían.

Poco a poco se van modificando las reglas del juego y nuevamente la clase política que se encuentra en el poder  cambia a su conveniencia las leyes, con el fin de obtener mayor poder por mayor tiempo, al grado de hablar nuevamente de reelección, principio básico que la mayor credibilidad a nuestra parchada constitución.

Situación que en algún momento de su vida política Porfirio Muñoz Ledo hizo mención que se requería en todo caso la creación de una nueva Constitución Política por la cantidad de parches, pero que en esta época no sólo sería peligroso, sino que además les daríamos manos libres para los que de por sí quieren la reelección.

Si analizamos las reformas constitucionales hechas en los períodos presidenciales, y el promedio de ellas entre los años de gobierno, tenemos como resultado el más numeroso en reformas constitucionales, el periodo de Felipe Calderón y después de él, las reformas con un fondo de impacto el número uno después de Díaz Ordaz es Andrés Manuel López Obrador, quien recordemos que hace no mucho señalo que era necesario una nueva constitución, tal cual lo ha venido mencionado el político fósil y chapulín de PORFIRIO MUÑOZ.

Hoy tenemos y seguiremos teniendo reformas constitucionales a modo, y tristemente puedo asegurar que las mismas son y seguirán siendo realizadas a conveniencias, ante la incompetencia real de nuestros funcionarios, las ambiciones políticas, y la desmesurada incongruencia de aplicar la ley con distingos.

Hoy hay más populismo y presidencialismo, pero como lo he dicho desde hace 3 años, la historia se está repitiendo, y las reformas constitucionales de fondo como las aprobadas recientemente, son ejemplo de ello.

Reformas constitucionales de fondo en un gobierno socialista es de analizarse, y sobre todo de empezar a preocuparse ante la carencia real de una verdadera oposición, ya que vergonzosamente hoy en día, los partidos políticos del país solo juegan a nombre de toda una nación y dependiendo las circunstancias o intereses ideológicos o personales, pueden o no ser oposición ..

Considérelo…

Total Page Visits: 846 - Today Page Visits: 2

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: