¿POR QUÉ DEJARSE CRECER EL BIGOTE?

Aunque nunca han pasado de moda totalmente, el bigote siempre está y estará de moda, y existen mostachos de diferentes tamaños, formas y estilos, que escogen los hombres.

Algunos motivos o razones de llevar pelo arriba de los labios.

  • Requiere menos cuidados que una barba.
  • Es una forma de rebelión o provocación juguetona e inofensiva.
  • Funciona como filtro de aire y mantiene caliente el labio superior.
  • Es un tema de charla, en alguna reunión
  • Es una forma de identidad personal.
  • Equilibra los rasgos faciales del  hombre
  • Algunas veces por tradición familiar
  • Por diversión, y hasta relajante, ya que es entretenido alisar y retorcer el bigote.
  • En ocasiones cuando existe algún cambio de vida personal, sirve para marcar ese cambio.
  • Como símbolo de orgullo nacional
  • Por imitación a algunos personajes históricos como: Los Beatles, que lucieron grandes mostachos en 1967, y el bigote de Burt Reynolds en su época

En promedio, el cabello humano crece a un ritmo de o.035 cm. Al día, lo que representa entre 13 y 15 cm. Al año.

El pelo del bigote crece más rápido que cualquier otro pelo del cuerpo, y CRECE MAS EN LA PRIMAVERA YEL VERANO, que en el otoño y el invierno

El bigote es capaz de absorber hasta el 20 %  de su peso en líquido.

La mayoría de los hombres se afeitan una vez al día, el afeitado consume un total de cinco meses de la vida de un varón, si comienza a hacerlo a los 14 años de edad.

Para los hombres que usan bigote les parece que se ven más varoniles y sexis, pero para otros el bigote les parece que es una tontería el usar bigote.

Se cree que algunos hombres que usan bigote se lo tocan más de 700 veces al día.

El hombre promedio tiene unos 5 millones de folículos, casi tres veces más que un gorila, aunque menos que un chimpancé.Así que ya sea que te encante tener bigote o que lo odies porque te crece , es probable que tu gusto o tu aversión a él haya surgido por resurgimientos de culturas.

Autor

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...