PEQUEÑEZ

Por ése ángulo, lo mismo… nunca existirá una variante.

Por éste otro… por mucho que cambie me parecerá idéntico como todos los días, con la nefasta pretensión de busca otra vista que permita deshacer el misterio de ésta caja maldita.

Mis manos no quieren, al menos por el momento, romper el cristal que me aísla de todo.

Esta vez me conformaré con tocar suavemente la cáustica composición de las maderas.

Me quedan años para aprender a dar la vuelta sin golpear con mi necedad, sin tener que mediar entre la precaución y el deseo, pero allí está otra vez; desnuda, con el garbo de una gran señora, con su pelo ornamental.

El sólo contemplarle me obliga a golpear el cristal grisáceo e infinito; prisión métrica y uniforme que me repite a cada instante:

“Es demasiada mujer para ti”

Originally posted 2019-09-03 23:58:59.

Total Page Visits: 972 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

Next Post

HOMBRE Y POETA

Twitter Facebook WhatsApp Una poesía que se busca en los manantiales verdosos del silencio. Misterio escondido en las piedras oscuras con rostro de mujeres fámelicas. Primero el verso encajado en los oídos, más tarde las palabras configuradas entre labios carnosos y lenguas saéticas. Para conseguir la poesía he andado en […]
A %d blogueros les gusta esto: