Nació en Puebla, Pue., el 26 de marzo de 1820, sus padres Don Joaquín Alatriste y Doña Francisca Castro

Hizo sus estudios en Puebla, y se recibió de abogado en la capital de la república, donde desempeño una cátedra en el colegio de San Juan de Letrán.

En Puebla ocupó puestos de importancia como el de representante del pueblo en el Congreso Extraordinario Constituyente del 56 y 56 por el distrito de Zacatlán.  Siendo gobernador del estado al estallar la revolución acaudillada por Zuloaga el 17 de diciembre de 1857, traicionado por sus hombres de confianza, que reconocieron como gobernador al general M. Miguel Echegaray se traslado a Zacatlán junto a la honorable legislatura  donde instaló el gobierno del estado.

Fue enviado el general Miguel Negrete a perseguirlo y, a los pocos días, convencido de su conducta antipatriótica se unió a nuestro héroe reconociendo como legítimo al gobierno constitucional del presidente Don Benito Juárez, el 6 de enero de 1858.

En 1857, se firmó la constitución liberal, documento en el que se establecían los derechos y deberes de los mexicanos, en 1858, las luchas ente liberales y conservadores llevaron a una guerra por la presidencia del país, conocido como guerra de reforma o guerra de los tres años.

Vuelto el orden constitucional Castillo Alatriste siguió ocupando su cargo de gobernador del estado y declarada la guerra de intervención extranjera, fue nombrado 2º. Cabo de la comandancia militar del Puebla y con ese carácter y al frente de una brigada, llego hasta Izúcar de Matamoros a batir a los reaccionarios en número considerable merodeaban por el rumbo.

Ocupada la plaza, el 23 de marzo de 1862, salió a expedicionar en combinación con las fuerzas liberales y en la  batalla que tuvo lugar en el Cerro del Calvario, fue derrotado y hecho prisionero.

Condenado al fusilamiento, aún en el patíbulo hace gala de su grandeza de espíritu al arengar al pelotón  “disparen con valor, que muero por mi patria”, fue fusilado en la mañana del 11 de abril de 1862, en la plazuela de Santo Domingo, donde existe una humilde lápida.

Sus restos fueron traídos a Puebla y sepultado en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, que acababa de edificarse , no lejos del predio que el general había adquirido en la calle  11 norte No. 1200 (Benito Juárez).

A sus seis hijos varones le dio nombres de seis arcángeles: Gabriel, Rafael, Uriel, Seatiel, Jehudiel y Baraquiel.

Una de las hijas del general, fue Carmen Serdán Conrada, quien fue la madre de Carmen Serdán Alatriste y esta fue madre de: Carmen, Natalia, Aquiles, y Máximo Serdán Alatriste.

Se casó Miguel Castillo Alatriste con doña Josefa Conrada Cuesta en 1846, con que procreó a todos sus hijos.

Fue abogado de pobres, cerca de los tribunales superiores del estado en 1848 a 1849, fue síndico del ayuntamiento en 1853, se eligió alcalde segundo del ayuntamiento, fue desterrado en el gobierno de Santa Anna, dos veces a Córdoba y Medellín (Veracruz).

También se distinguió como militar en 1846 fue capitán del regimiento Hidalgo, guardia nacional del distrito federal y en 1847, peleó contra los invasores norteamericanos, el 1º. De octubre de 1849 se le confirmó el mismo grado y en septiembre de 1857, el de coronel de infantería permanente.

El 9 de enero de 1855, se le concedió “LA CRUZ DE HONOR”, por haber combatido contra las tropas de los Estados Unidos, en varios puntos de la capital de México.

Fue Gobernador de Puebla en Junio 15 de 1857, bajo el gobierno de Ignacio Comonfort, en ese entonces había gran excitación de los ánimos por la intervención de los bienes del clero y en el destierro del obispo Labastida (1856).

Alatriste también desterró al gobernador de la Mitra, Representante del Obispo ausente.

Como podernos ver la familia Serdán Alatriste, nunca estuvo ajena a los problemas del pueblo, ya que siendo nietos del general Castillo Alatriste, siguieron demostrando valor y entrega a las causas, que iban en contra del pueblo.

Total Page Visits: 1574 - Today Page Visits: 2

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: