Mauricio Mancera da vida a Javier en “Mi querida herencia”, producción ejecutiva de Elías Solorio y que se transmite todos los jueves por “las estrellas” terminando el noticiero de Denise Maerker.

Platicamos con él, gracias a las finas atenciones de la licenciada Rocío Rangel, de Televisa.

MD’B: Siendo un conductor y reportero muy reconocido, llegó la actuación a tu vida.

MM: Sí, qué tal. Jamás pensé que se fuera a dar esa oportunidad. Siempre lo he comentado: cuando me habla Elías Solorio el productor, me quería ver y me imaginaba que iba a ser para hacer una participación especial en la serie “Vecinos”, jamás me imaginé que era para un personaje en una nueva serie. Entonces cuando llegué y me dieron los papeles para el casting fue todo un schock, pero por demás agradecido por esa oportunidad que él me dio, ese voto de confianza y ya son tres temporadas que he disfrutado y aprendido muchísimo.

MD’B: Te has hecho un actor de tradición en “Mi querida herencia”.

MM: Sí, cuando me dijeron que había quedado, el nervio se apoderó de mí, no te voy a mentir y la primera temporada la recuerdo con mucha emoción, evidentemente, pero también con mucho nerviosismo y hasta sufriendo porque todo el tiempo era una tensión de no regarla, de decir bien el texto, de que nunca quieres que la toma se repita por tu culpa cuando estás compartiendo escena con Macaria, con Patricio Castillo, hasta con mis compañeros Paul  (Stanley) y Roxana (Castellanos) que somos amigos, pero aun así el respeto a la profesión es muchísimo y no quieres que tú seas el motivo por el que tengan que repetir escenas. Pero a lo largo de este tiempo con asesorías y preparación externa que he tenido, te puedo decir que cada temporada lo disfruto mucho más, conozco más a Javier y me permito hasta jugar un poco más con el personaje.

MD’B: ¿Qué tanto ha cambiado al personaje de Javier, Mauricio Mancera, desde el primer capítulo que grabaste hasta ahora?

MM: Te puedo decir que Javier ha demostrado a lo largo de estas tres temporadas que me sorprendió a mí mismo, un lado humano muy importante, porque Javier siempre es el clásico que se trata como el borrachito, porque las referencias que se hacen de él es que siempre se la pasa con un whisky en la mano, pero a lo largo de la temporada hemos visto que cuando un personaje, cualquiera que esté en la serie, esté en problemas, Javier es de los primeros que lo auxilia; ya sea cuando Matías se queda sin trabajo porque lo corren, Javier lo emplea, cuando Max necesita ayuda con la escuela, Javier se hace pasar por su papá. Javier siempre está buscando echarle la mano a los demás, y digo, él siempre se la pasa bien en el proceso. Es un chavo que busca ser útil y eso la verdad se me ha hecho padrísimo.

MD’B: ¿Qué le aprendes a Javier?

MM: El vivir el día a día, sin preocupaciones. Se puede estar cayendo el techo de la mansión, se pueden estar quedando sin un peso por la herencia y Javier no se preocupa, Javier no se inmuta, Javier es positivo, Javier  vive el hoy y no está pensando en el mañana. Yo la verdad viajo ligero por la vida o intento viajar ligero por la vida, pero siempre pensando en el mañana. Entonces el hecho de interpretar un personaje que solamente existe en el presente, sí es algo que me ha hecho ruido y me ha hecho reflexionar bastante.

MD’B: ¿En qué te ha cambiado la vida Javier como persona?

MM: Te puedo decir desde lo más básico que yo no tengo whisky. A mí sí me gusta echarme mi copita, no te voy a mentir, pero no tomo whisky y muchas veces en restaurantes cuando voy, de cortesía me mandan whiskys, porque como a Javier le gusta mucho, a mí me los mandan. Te puedo decir desde lo básico como eso, que ya ni modo de dejarlos, se me hace una grosería, entones me he echado los “whiskitos”. También el ser mucho más alivianado, el vivir solamente hoy y al estar al pendiente también de solucionar. Pero yo creo que si algo le he aprendido a Javier es el disfrutar la vida. Javier no tiene una preocupación, Javier es feliz, ayuda y en presente. Yo creo que aparte  la pandemia fue una lección que todos, de una manera u otra, tuvimos que aprender.

MD’B: ¿En qué te pareces a Javier y en qué no te pareces?

MM: Yo creo que tenemos más coincidencias y más similitudes que nada. Te digo, yo viajo ligero por la vida, me gusta buscar la ocasión para ser del momento algo jocoso por así decirlo. Me gusta buscar la broma con mis amigos; Javier tiene la relación con el personaje de Carlos, que es interpretado por Paul y la relación que tienen ellos, la tenemos Paul y yo, así nos llevamos. Siempre estamos buscando la forma de cómo molestar al otro, pero siempre con el cariño y la admiración y el respeto. La esencia sí la tengo muy parecida a Javier y en lo que no nos parecemos tanto es que puedo ser mucho más intenso que Javier. Hay cosas que me siguen conflictuando, aunque yo trate de que no sea así. De repente hay temas en los que me clavo de más, que podría pasar la hoja, cuando yo soy más intenso y ese tipo de cosas, pero yo creo que a grandes rasgos tenemos muchas más similitudes.

MD’B: ¿Vienen más sorpresas en esta tercera temporada que se está transmitiendo?

MM: Sí claro; ya se han revelado. Aparece el papá de Deyanira que es Carlos Bonavides y la verdad fueron divertidísimos esos capítulos. El final de temporada no te puedo decir obviamente en qué termina porque una, me corren, me linchan, y dos, ni siquiera sé, porque Elías Solorio nos hizo grabar como ocho finales alternos. En las telenovelas generalmente se graban uno o dos; aquí te lo juro, no es exageración, no creas que te estoy diciendo un número al azar, son 7 u 8 finales alternos los que grabamos. No sabemos en qué va a terminar la temporada y ojalá haya una cuarta temporada, yo espero que sí, porque afortunadamente le ha ido muy bien en los números a esta tercera y termina muy divertida, pero con una incertidumbre que yo creo el público se va a quedar picado.

MD’B: ¿Hay planes de llevar “Mi querida herencia” al teatro, ahora que ya los espectáculos se están reabriendo?

MM: Fíjate que si hay, yo no estoy enterado, la verdad. Es un tema que desconozco, pero ahora que lo planteas se me hace una opción muy viable, ya que tiene ingredientes que muy fácil se podrían llevar al teatro. Comparto tu alegría de que se regrese al teatro, porque solo en la Ciudad de México diez mil familias dependen del teatro, entonces qué bueno que ya se reabran los teatros, aunque sea con un porcentaje estipulado de aforo.

MD’B: Para tu punto de vista, ¿por qué la gente tiene que ver “Mi querida herencia” en los capítulos que faltan por transmitirse de esta tercera temporada y si hay una cuarta temporada?

MM: Yo creo que “Mi querida herencia” es un programa como hacía mucho tiempo no había. Es un humor familiar completamente; lo pueden ver desde la abuelita hasta el niño y todos se van a divertir de la misma manera. Los chistes un poco más subidos de tono son muy pocos, la verdad; el niño no los va a entender porque son muy sutiles, pero el adulto sí. Y en este momento donde terminas de ver las noticias que generalmente no son muy alentadoras en estos tiempos, es básico irte a dormir con algo que te relaje y te haga pasar un buen momento. Por lo menos yo así lo veo, así lo hago, yo lo practico. Yo si no me voy a dormir con una serie o un programa que me lleve a un lugar feliz, hasta pesadillas tengo. No descanso de la misma manera que irme a dormir relajado con una sonrisa en la boca. Yo creo que hace la diferencia de cómo inicias el día al día siguiente.

Total Page Visits: 831 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: