La falta de recursos que tiene el Estado ha hecho necesaria la financiación, por ello se ha formulado un plan maquiavélico para hacerse de recursos, esto es la famosa rifa del avión presidencial que no tendrá como premio el avión presidencial.

Si así como suena de ilógico, van a rifar algo que no se puede rifar, vender o entregar, peor aún, el premio no será lo que rifan, sino una cantidad de dinero que entregarán a varias personas, para financiar la renta de lo que no pueden vender y obtener un beneficio económico a través de la cooperación “voluntaria” de los mexicanos.

Aunque no lo quieran reconocer abiertamente, lo que pretende hacer nuestro presidente corresponde a una acción que bien se puede tipificar como fraude de acuerdo al Código Penal Federal.

Artículo 386.- Comete el delito de fraude el que engañando a uno o aprovechándose del error en que éste se halla se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido.

El delito de fraude se castigará con las penas siguientes:

III.- Con prisión de tres a doce años y multa hasta de ciento veinte veces el salario, si el valor de lo defraudado fuere mayor de quinientas veces el salario.

Entendiéndose que supuestamente se va rifar el avión presidencial, no teniendo derecho para disponer de él, sin embargo, haciendo creer a la gente que sí, aprovechándose del error y fomentándolo para que compren los boletos de la rifa, debido al monto de que pretenden obtener se incurre en la sanción de la fracción tercera del mismo artículo.

Todo ello atendiendo a un fraude en general, pero el artículo 387 del mismo Código Penal Federal, va hacia un fraude específico:

Artículo 387.- Las mismas penas señaladas en el artículo anterior, se impondrán:

II.- Al que por título oneroso enajene alguna cosa con conocimiento de que no tiene derecho para disponer de ella, o la arriende, hipoteque, empeñe o grave de cualquier otro modo, si ha recibido el precio, el alquiler, la cantidad en que la gravó, parte de ellos o un lucro equivalente;

Esto en relación a que el presidente o el poder ejecutivo no tiene derecho a disponer del avión que pretende rifar, ya que se encuentra “amarrado” por contratos de arredramiento financiero, por lo que no es de su propiedad y simplemente no puede disponer de algo ajeno.

XI.- Al que por sorteos, rifas, loterías, promesas de venta o por cualquiera otro medio, se quede en todo o en parte con las cantidades recibidas, sin entregar la mercancía u objeto ofrecido.

La fracción novena es muy clara y no se pretende entregar de ninguna manera el avión que supuestamente rifará quedándose con el avión a disposición del ejército y disponiendo de la cantidad de dinero casi en su mayoría, pues supuestamente entregará premios en efectivo, los cuales, no se tiene seguridad de entrega, pues si abiertamente dice que no se entregará el avión, que garantía existe de que cumpla siquiera con la entrega de premios.

Además, podemos agregar la abrogación de la Ley de la Lotería Nacional, con lo que no existe manera ni certeza jurídica, a menos que como pretenden, modifiquen las leyes para poder obtener ese sorteo o dinero de una manera que la disfracen de legal.

Se ha comentado en las redes sociales que este acto es una estafa maestra, si nos vamos al significado que nos establece la Real Academia, estafa es el delito que comete el que, con ánimo de lucro, utiliza engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición, en perjuicio propio o ajeno.

Pero en México es más apropiado y tipificado el término fraude, en todo caso sería un fraude maestro, donde es el titular del poder ejecutivo quien está induciendo a cometer el error a todos los mexicanos para obtener un lucro indebido, no se encuentra dentro de la ley, no está incluido en la ley de ingresos aprobado por las cámaras del poder legislativo, ni los gastos de la preparación de dicho evento se encuentran aprobados dentro de la ley de egresos de la federación, entonces la multicitada rifa del avión presidencial se encuentra fuera de la ley, ¿el dinero de los preparativos lo erogará el propio presidente de manera particular? Entonces los ingresos derivados del mismo ¿serán adjudicados también de forma particular para beneficio del Presidente López Obrador?

En caso de ser afirmativo ¿se le puede acusar por fraude, por corrupción, y sus bienes deberán ser incautados para someterse a subasta pública?

En caso de ser negativo ¿qué institución o dependencia del gobierno asumirá la responsabilidad?

Si los mexicanos nos negamos a participar en tal acto de corrupción, ¿los trabajadores del estado serán obligados a participar con su descuento respectivo de su salario como “ayuda” tal como otros gobiernos lo han hecho?

Eso sería tan deshonesto como lo que tanto ha criticado de gobiernos anteriores.

Por si fuera poco, el tema ha servido de cortina de humo para realizar otros cambios en la política y forma de gobierno de nuestro país, al grado de que en la mañanera del día de hoy lo pone como tema de superior importancia al feminicidio, diciendo “no quiero que los feminicidios opaquen la rifa”, aunque luego se haya disculpado nuestro presidente. ¿Realmente la rifa ilegal de un avión en beneficio del presidente es superior en importancia a los temas de interés nacional? Querido lector su opinión es la más importante.

Total Page Visits: 560 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: