El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, advirtió esta semana que la obesidad infantil en México es una emergencia de salud pública que requiere cambios inmediatos ya que afecta el crecimiento y el desarrollo de los niños.

La UNICEF advirtió que nuestro país es el mayor consumidor de bebidas procesadas y azucaradas en América Latina. El Gobierno anunció que adoptará una nueva etiqueta que se colocará frente a los empaques de estos productos, informando el exceso de calorías, azúcar, sodio, grasas saturadas y trans, así como cafeína y edulcorantes.

Según la agencia, el país es el mayor consumidor en América Latina de productos ultra procesados, incluidas las bebidas azucaradas.

Las tasas más altas de este consumo se encuentran entre los niños en edad preescolar que comen alrededor del 40% de sus calorías de esta manera. Un tercio de los niños y adolescentes mexicanos tienen sobrepeso u obesidad.

UNICEF ​​enfatiza que la falta de acceso a alimentos frescos y saludables, la comercialización agresiva de productos alimenticios dirigidos a niños y la alta exposición a alimentos ultraprocesados ​​en hogares, escuelas y mercados conducen a un ambiente poco saludable que promueve la obesidad y afecta a millones de mexicanos.

En 2016, México declaró una alerta epidemiológica debido a las altas tasas de diabetes y obesidad.

El exceso de peso durante la infancia afecta el crecimiento y el desarrollo de los niños y puede aumentar las posibilidades de enfermedades en la edad adulta, como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.

UNICEF ​​también advierte que, si no se controla esta epidemia, las crecientes tasas de niños con sobrepeso tendrán un impacto negativo en la economía, la productividad y el bienestar general de la población mexicana.

La agencia reconoció los esfuerzos del Gobierno para tomar medidas preventivas, entre ellas ciertas regulaciones. En 2014, el país dio el primer paso al implementar el impuesto sobre las bebidas azucaradas.

A partir de este año, México adoptará una nueva etiqueta que se colocará frente al empaque, que ha sido respaldada por varias instituciones gubernamentales, académicas, de la sociedad civil y organizaciones internacionales, incluido UNICEF

Desarrollado con la evidencia más actualizada sobre el tema, este tipo de etiquetado advertirá a los consumidores sobre el exceso de calorías, azúcar, sodio, grasas saturadas y grasas trans, además de cafeína y edulcorantes artificiales, para que los niños puedan evitarlos.

El país también prohibirá el uso de personajes populares y dibujos animados en productos destinados a niños.

El director del Centro de Investigación en Salud y Nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública, Simón Barquera, cree que el nuevo modelo de etiquetado ayudará en el problema, permitiendo que “una gran parte de la población, independientemente de su estado socioeconómico y educativo, identifique productos perjudiciales para la salud y pueda hacer mejores elecciones de alimentos “.

Total Page Visits: 354 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: