Esta leyenda sucedió hace mucho tiempo y sucedió que una pareja que venía de la ciudad de México, decidieron cambiar de lugar de residencia y que mejor el lugar que donde ambos hombre y mujer habían nacido, así que el joven esposo en uno de sus viajes de negocios encontró una linda cabaña la cual estaba en venta y sobre todo con un precio muy accesible.

La pareja contaba con tres hijos dos niños y una niña, los cuales al ver la casita le encanto, ya que estaba rodeada de unos bellos arboles y vegetación.

Los dos niños eran muy inquietos y pensaron luego en conocer el lugar, ya que les ofrecía muchas aventuras.  La niña era un poco retraída, pero también mostro gusto por el lugar.

Pasando los días, los niños después de un día lleno de emociones y de correrías llegaban a sus camas a descansar esperando un nuevo día, pero la pequeña al llegar la noche se arrinconaba en una de las esquinas de su cuarto y cuando se acercaban a ella, solo lograba balbucir con lágrimas en sus ojitos y con una voz que no era la de ella. ¡Ayúdame, por favor ayúdame! Y arañando las maderas de la pared.

La pequeña que contaba con tan solo 6 años se iba desmejorando su aspecto, ya que sus ojitos por no dormir lo necesario estaban rodeados de unas oscuras ojeras y estaba poniéndose su piel demacrada.

Sus padres empezaron a preocuparse y empezaron a observarla y vieron que la niña seguía poniéndose en la esquina de su cuarto y pidiendo ayuda.  Por lo que decidieron cambiarla de habitación y así dejar de pedir ayuda en esa forma.

La cambiaron de cuarto y parecía que la pequeña dormía mejor ahí, pero la sorpresa de los padres fue, que al ir a verla por la noche, no la encontraron en su cuarto, cosa que les extraño y fueron al cuarto donde ella empezó a tener esa actitud, encontrándola nuevamente en la esquina y diciendo ¡ayúdame, por favor ayúdame!, y con sus manitas queriendo quitar las maderas de la pared.

Al otro día, los padres de la pequeña intrigada y con cierto temor, decidieron quitar las tablas que cubrían esa pared, y grande fue su sorpresa al encontrar un esqueleto de una niña.  Los padres al momento fueron a ver a las autoridades y decir lo que  habían encontrado.

Cuando llegaron las autoridades a la casa del matrimonio les contaron la historia de lo que había pasado allí, hacía mucho tiempo atrás.

Resulto que ahí había vivido un padre con su hija pequeña, la cual un día la niña desapareció y jamás fue encontrada, su padre al no encontrar jamás a su hija se suicido, y por tal razón la casita había quedado abandonada, y cuando alguien la habitaba la dejaba pronto sin ninguna razón. 

Las autoridades pensaron y dijeron que el hombre había matado a su hija, dejándola ahí y por arrepentimiento se había matado. La hija del matrimonio, dejo de arrinconarse y arañar la pared y ya jamás pidió ayuda.  El alma de la niña muerta ya estaba descansando en un camposanto.

Originally posted 2019-12-13 17:38:35.

Autor

Total Page Visits: 1683 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: