LA JUSTICIA EN PUEBLA, CADA DÍA MAS LENTA, MENOS EXPEDITA Y NADA GRATUITA

Aunque nuestra constitución señala que todos tenemos derecho a una impartición de justicia pronta y gratuita, lo cierto es que, en Puebla dicho principio ha sido ignorado y ha convertido la justicia en un negocio que va más allá de lo racional.

Hoy en día, es decir este 2019, los poblanos que lleguen a verse envueltos en un problema legal, no solo vivirán de cerca el suplicio burocrático de los juzgados del estado, sino que verán y vivirán en carne propia, la merma a su economía con los gastos NECESARIOS.

Así es, además de los gastos de honorarios de abogados, los poblanos deberán pagar, copias, mismas que en este año 2019, tuvieron un incremento considerable, ya que, dependiendo el juzgado o la región, pueden los precios variar de 2 a 4 pesos por copia simple (por hoja impresa en una sola de sus caras), de 4 a 10 pesos por copia certificada (por hoja impresa en una sola de sus caras), o de 50 pesos más el disco cuando se trata de copias digitales.

Cuando se trata de copias ante instituciones como contraloría las copias certificadas pueden variar de 30 a 50 pesos (por hoja impresa en una sola de sus caras).

Pero si ya de por si los costos aumentan, por si fuera poco, la burocracia aumenta para poder obtener las copias, ya que, para poder obtener copias certificadas o simples, además de presentar la promoción respectiva y esperar el tiempo para el acuerdo respectivo, ahora se debe de solicitar el baucher de pago para poder después de pagado, presentarse al juzgado a requerir las copias.

Ahora haga cuentas.

EJEMPLO: JUICIO DE RECTIFICACION DE ACTA DE NACIMIENTO (procedimiento sencillo que podía llevarse de 3 a 5 meses)

Un abogado, el más baratito, de honorarios cobraría unos $5000

Para poder obtener copia simple de todo el expediente de aproximadamente 100 fojas el gasto sería de $200, pero si quiere copia de todo el expediente certificado, entonces gastara $400.

Al obtener la sentencia respectiva, se requieren 3 copias certificadas de la sentencia, la cual podría tener un total de 10 hojas (dependiendo el juzgado), es decir, necesitaría de $120 a $150 para las copias necesarias.

Ahora, registrar la sentencia en el CIS sale en $350, registrar la sentencia en el registro estatal otros $350 a $500 y después de ello, solicitar el acta corregida $250

A todos estos gastos, súmele el tiempo de estacionamiento, ya que por mencionar en ciudad judicial por estacionarse con los viene viene puedes gastar por visita al juzgado, de $10 a $20 (corriendo el riesgo que la policía de Cholula te quite placas), sin embargo, si no hay lugar, deberás estacionarte en los estacionamientos privados, que cobran $25 la hora. (para un asunto sencillo, debes revisarlo mínimo 2 veces por semana, ya que los juzgados por ahorro, solo publican en estrados y muy pocas veces notifican).

Además del gasto anterior, recuerde que los litigantes, actores o demandados, son los encargados de diligenciar, aumentando los gastos ahora en transporte ,más los extras de agradecimiento para el funcionario que nos dio su tiempo para hacer su trabajo y al cual tuvimos que ir por él, llevarlo a hacer su trabajo y regresarlo.

Pero si ya de por sí, el gasto económico incremento en la impartición de justicia, los tiempos se duplicaron sin justificación alguna, aunque claro, el justificante de los juzgados es la carga del trabajo y falta de personal, pero sea lo que sea, con los cambios absurdos que se han ido implementando y autorizando en el estado, los más perjudicados son los poblanos, que como decimos, por azares del destino, se ven en la necesidad imperiosa de verse envuelto en juzgados para intentar resolver su situación y gastar extras, además de honorarios.

Por eso digo y sostengo, mientras la impartición de justicia siga mutando a intereses políticos y en vez de implementar mecanismos de agilidad y efectividad, sigan implementando la burocracia absurda, sigan anteponiendo el interés monetario por encima de la justicia, la sociedad seguirá desconfiando de sus instituciones y de la existencia de un verdadero estado de derecho.

La justicia se ha vuelto un negocio, donde el más dañado es aquel que necesita de la balanza de Themis y se acerca confiado, que la justicia es gratuita, pronta y expedita, y que los abogados particulares, no cobran y no comen, o que piensan que el estado les paga por sus servicios.

Total Page Visits: 1130 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: