ISMAEL RODRÍGUEZ PLATICA SOBRE “AMADA MÍA”, SU NUEVO SENCILLO COMO SOLISTA

Los21Revista

Ismael Rodríguez lanzó en días pasados “Amada mía”, su nuevo sencillo, el cual está disponible en todas las plataformas musicales.

Ismael Rodríguez, debutó en los escenarios a los 7 años cantando con mariachi en eventos y fiestas privadas. Desde entonces formó parte de diversas agrupaciones musicales donde tuvo la oportunidad de cantar y de tocar diversos instrumentos. De esta manera obtuvo la experiencia que lo llevó a trabajar como la voz principal de Los Ángeles Azules por varios años, en los que tuvo la oportunidad de cantar al lado de grandes figuras de la música como Alex Syntek, Yuri, Pepé Aguilar, Gloria Trevi, Kinky, Natalia Lafourcade, Miguel Bosé, Fito Páez, Ha- Ash, Jay de la Cueva y Cañaveral. En el 2018 firmó un contrato con Rebeleon Entertainment / Fonovisa con su proyecto como solista. Así, lanzó su álbum debut titulado ‘Cumbia Sin Fin’, del que se desprenden los sencillos “La Rempujadera”, “Matador”, “Canalla” y “Cariñito Corazón” este último en colaboración con Alejandra Guzmán. El próximo 12 de mayo Ismael Rodríguez estrena su nuevo sencillo titulado “Amada mía” el cual estará disponible en todas las plataformas musicales.

Platicamos con él gracias a las finas atenciones de la licenciada Luz del Carmen Miranda.

MD’B: ¿Por qué te pusieron de nombre artístico Pipo?

IR: Es un nombre que tengo desde hace muchos años, desde que era pequeño. Me lo pusieron mis compañeros de la estudiantina, que fue donde inicié mi carrera musical al igual que en los coros de la iglesia. Una vez entramos a un súper mercado y había un muñequito con una guitarra y con un micrófono y se llamaba Pipo. Adoptaron ese apodo para mí, pensé que iba a pasar así por un momento y no, sí se quedó y todas mis amistades desde ahí me llaman Pipo. Opté por ponerme este nombre de Pipo Rodríguez para mi carrera artística ya de solista. Desafortunadamente tuvimos un problema con el nombre a la hora del registro; hubo por ahí una mala información, entonces al buscarlo el registro lo tiene otra persona, entonces opté para no entrar en pleitos ponerme Pipo Rodríguez en lugar de Ismael Rodríguez.

MD’B: Es que Ismael Rodríguez fue un gran cineasta.

IR: Así es; muchas veces me preguntan si soy su familiar y les contesto que nada tengo que ver con él, solo el amor por el arte.

MD’B: ¿En qué estudiantina estuviste?

IR: Se llamaba Jerico. Era de la colonia donde yo vivía. A mí me encantó desde los 7 años la música. Inicié de hecho desde esa edad cantando con mariachi, después me surgió el gusto por tocar la guitarra y como no tenía una, comencé a ir a las estudiantinas a hacer coros y ahí me enseñaron a cantar, a tocar mandolinas, tricordios, etc., pero el amor a la música fue siempre. Nos íbamos a los Cervantinos, a los famosos festivales, a las callejoneadas, a las noches coloniales. Voy a platicar algo bien curioso y lo que es la vida; había una estudiantina de la colonia Puerta Grande, de la delegación Álvaro Obregón que ahora es alcaldía, que se llamaba Los Ángeles Azules (ríe) y curiosamente uno de mis hermanos tocaba la guitarra en esa estudiantina. O sea que el nombre ya me pertenecía. Cuando yo estaba pequeño quería tener mis propios instrumentos y como no había la oportunidad de tenerlos porque carecíamos de muchas cosas porque éramos muchos hijos, entonces yo me acercaba mucho a esas estudiantinas. Había concursos de estudiantinas donde nos poníamos a platicar y a experimentar más en forma.

MD’B: ¿Qué de lo que hiciste en Los Ángeles Azules no harías en tu carrera artística?

IR: Esa pregunta es muy difícil porque estoy muy contento por todo lo que hice, muy contento con lo que experimenté, con lo que Dios me dio la oportunidad de vivir al lado de Los Ángeles Azules que fueron 7 años de aprendizaje, 7 años de colaboraciones con grandes artistas. Al contrario, yo les aprendería mucho más cosas si volviera a estar con ellos y si volviera a estar con los artistas invitados, créeme que exprimiría más todo, porque fue una enseñanza tan grande, tan grande que estoy muy agradecido con Dios, con la vida, con Los Ángeles Azules por la oportunidad tan grande de haber estado ahí.

MD’B: ¿Te saliste de Los Ángeles Azules para iniciar tu carrera artística?

IR: A lo mejor sonará muy trillado lo que voy a decir, pero sí son ciclos que se cumplen. Yo lo sentí así. Yo tomé una decisión y un día hablé con Jorge Mejía que es digamos el todólogo de Los Ángeles Azules, es el productor, compositor, arreglista. Hasta la fecha nos seguimos hablando y seguimos en comunicación. Yo ya tenía la inquietud de hacer mi propia música. Antes de Los Ángeles Azules estuve en un grupo que se llamaba Caña Dorada, después estuve en el grupo Saya. Tino López que fue la primera voz del grupo Cañaveral fue quien me dio la primera oportunidad de ser cantante, siendo su segunda voz. A partir de ahí comienza mi carrera; te puedo decir en varios grupos que estuve, pero yo ya tenía esas ganas de estar solas. Yo ya componía a los 12 o 13 años, entonces yo ya quería escuchar esas canciones. Yo no sabía como tal cómo producir un disco, producir una canción, hasta que fui aprendiendo y hablé con ellos y les dije que quería hacer mi propio camino. Terminamos muy bien. No fue que les haya aventado el trabajo y me haya salido a la mala. Yo hablé con ellos meses antes y les di las gracias de corazón y ahora yo sigo mis pasos.

MD’B: ¿Qué del sonido de Los  Ángeles Azules tiene tu música en tu carrera como solista?

IR: Te puedo decir que es en general del ritmo de la cumbia. Yo de Ángeles Azules muchas tablas agarré respecto a las cumbias porque toda la vida las he cantado, pero Ángeles Azules me dio como esa línea para saber por dónde guiarme, realmente lo que es la cumbia tradicional. Ángeles Azules tiene ya un sello que lo caracteriza y yo quise sí tomar ese camino de la cumbia, pero quise hacerlo ya diferente. Ahora como solista sumo instrumentos ya queriendo tener mi propia línea, entonces lo que ya quiero es eso que escuche la música de Ismael con su nuevo concepto.

MD’B: ¿Cuál es el sello que te diferencia de todos los demás artistas de tu género?

IR: Ahora le hice arreglos con algunos efectos de guitarra. A veces la gente dirá es que cuando tú le metes ellos ya es una cumbia electrónica, pero no, ahora yo lo que hice fue hacerlo con instrumentos electrónicos, en este caso la guitarra, los sintetizadores, pero sin perder esa línea de la cumbia tradicional. Entonces siento que ya se escucha un poco más joven la cumbia, pero sin sumarle ni restarle a lo que ya es una cumbia tradicional. Por ejemplo, yo utilizo mucho el wah. Si yo hago una combinación de un wah con un distor en cumbia, la gente dirá “¿cómo se va a escuchar?” y eso es lo que yo quiero, que escuchen eso distinto que yo traigo. Ese es el resultado que tengo ahora con “Amada mía”. Antes de este, hice un disco que se llama “Cumbia sin fin”, del que estoy enamorado  porque me trajo muchas satisfacciones. Lamentablemente vino la pandemia, lamentablemente se cerraron proyectos, se estacionó todo. Yo tenía firmado con Universal Music y después de la pandemia decidí soltarme, porque uno no podía darle nada al otro, entonces sentimos que era tiempo perdido. Retomé mi carrera como solista ya siendo un artista independiente. Ya tengo mi propio estudio en el que hago todas las loqueras. Voy a sacar unos temas donde le ponga clarineta, le meto una orquesta no tanto sinfónica, pero algunos elementos orquestales. Quiero revolucionar un poquito, porque no está todo hecho. No se trata de que la gente hable y diga “éste ya le está copiando a él”, no, simplemente es hacer lo que nos gusta e ir actualizando ese sonido.

MD’B: ¿Cuál es el principal obstáculo al que te enfrentas al ser artista independiente?

IR: Este disco “Cumbia sin fin” es un disco extraordinario con compositores como Reily Barba. Hay un tema que hice con Alejandra Guzmán; era un tema que ella me lo dio para poderlo hacer en cumbia, pero también lo grabé con audio y video. Entonces ahora sí es un poco más difícil. Cuando tenemos un sello discográfico obviamente te da más nombre y te puede abrir mucho más puertas y cuando eres independiente tienes que hacer el doble o triple de esfuerzo para estar tocando las puertas. Hay muchas veces que esas puertas nunca se te abren y hay muchas veces que ahora me doy cuenta que sí es posible que las toques y digas “aquí estoy presente y quiero darle”.

MD’B: ¿Para ti la cumbia no tiene fin?

IR: La cumbia no tiene fin. Así como lo dice mi disco “Cumbia sin fin”. Yo recuerdo a los sonideros; ellos me dieron ese gusto por la cumbia. Yo recuerdo afuera de la casa de mi madre donde yo vivía era una zona popular y se escuchaban todos los fines de semana los sonidos. Yo soy apasionado de la cumbia; me encanta el grupo Yaguarú, el Grupo G, varias agrupaciones que fueron parte de mi crecimiento musical. Me gusta mucho la cumbia mexicana. Ahora estoy preparando unas cosas con grupos de cumbia chilenos, quiero hacer la cumbia más universal, que podamos hacer notar la diferencia.

MD’B: ¿Tienes alguna autocensura, algún tema que no trates en tus canciones?

IR: Yo me baso mucho en lo que es la música romántica, la más bailable. Tengo un tema que se llama “La rempujadera” que fue un tema de Reily Barba en el cual está en “Cumbia sin fin” que habla de la fiesta, pero no tengo ninguna censura en ninguna de mis letras, ni en ninguno de los temas que yo escojo para grabar.

MD’B: ¿Cómo llegó “Amada mía” a tu vida?

IR: Este tema lo escuché hace muchos años. Prácticamente es un tema que nadie lo ha cantado. Yo lo escuché por el compositor Eddy Guerra. Yo tomé ese tema y también lo agregué a “Cumbia sin fin”. Exactamente en el tiempo que empieza a soltarse la pandemia, este tema lo íbamos a lanzar como promoción y como sencillo. Lamentablemente no se pudo y yo lo retomo y me siento con el compositor y le pedí su autorización para regrabarlo y promoverlo. Él me dijo que sin ningún problema, me dio la licencia y me dio el permiso para yo poderlo regrabar, pero ahora con nuevos arreglos. Ahora traigo un concepto que quiero manejar, llegó a mis manos “Amada mía” y quedó hermosísimo. La verdad es que estoy muy contento con el resultado de este tema.

MD’B: ¿Qué nombre le darías a tu género si lo tuvieras que definir en uno solo y que te diferencie de todos los demás?

IR: Yo pienso que es una cumbia moderna, una cumbia juvenil. Aun no puedo decir con exactitud el nombre, pero día con día sí lo pienso, porque quiero poner un nombre que defina al género de mis discos. Es una cumbia moderna.

MD’B: ¿Podría ser “cumbia pipera”, tomando en cuenta que eres Pipo Rodríguez?

R: Fíjate, lo voy a anotar (ríe).

MD’B: ¿Qué otras cosas vienen en tu vida?

IR: Tengo una gira en Canadá, a donde me voy dentro de un mes. Tengo una gira en Sudamérica, Centroamérica, entonces bendito Dios mi música les está gustando.

MD’B: ¿Algo más que quieras agregar?

IR: Que me sigan en mis redes sociales como Ismaelrodriguez.voz.

Total Page Visits: 54 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

Next Post

EL DOCUMENTAL “TE NOMBRÉ EN SILENCIO” SE EXHIBIRÁ EN EL MUSEO DEL CHOPO DE LA UNAM

Por: Mino D’Blanc
A %d blogueros les gusta esto: