Nació el 13 de diciembre de 1943 en Guadalajara, Jalisco, fue un portero espectacular, que jugó para el rebaño sagrado (Club Guadalajara), durante 13 años él vino a cubrir el hueco que existía al salir el “Tubo” Gómez, ya que durante varios partidos lo cubrió el eterno suplente del “Tubo”, el “Chilaquil López”, a quien a su vez, suplió el “Cuate Calderón” en un partido en que lo tuvieron que bajar de las gradas, no llevaba tacos ni rodilleras, pero le dijeron “vas a entrar”, y el aceptó porque en ese momento lo necesitaba el Club Guadalajara, el registro oficial muestra que debutó el 4 de abril de 1962 en un partido contra el Tampico F.C. y que terminó empatado a 2 tantos por bando.

La historia cuenta que debutó en la temporada 62-63, en un partido contra el Atlas en un torneo de Copa México, como se mencionó que sustituyó al “Chilaquil”, y a partir de ese día se adueñó de la titularidad en el puesto de portero del Guadalajara.

Fue con el tiempo y sus actuaciones en el Club, que fue llamado a la Selección Nacional para cubrir al llamado “5 Copas”, Antonio Carbajal, llegando a ser el portero titular de la Selección Nacional al retiro de Carbajal, llegando a ser reconocido como el noveno portero de la Concacaf del siglo XX.

Con la selección debutó en el mundial de Inglaterra en 1966 cubriendo el hueco que dejó Carbajal, con sus actuaciones muy pronto hizo olvidar al “5 Copas”; en el mundial de México en 1970, estuvo bajo el mando de Ignacio Trelles.

El sello particular de este portero fue lo espectacular de sus movimientos, era un portero con cualidades inauditas, con gran liderazgo y mucho carisma, sorprendía con sus uniformes totalmente en blanco y sus largas patillas, además de sus hazañas deportivas dentro del campo, hizo varias fotonovelas en México.

El apodo de “cuate” lo recibe debido a que tenía un hermano gemelo que también jugaba en el equipo Guadalajara y el término “CUATES” es para referirse a los mellizos, su hermano Carlos (el otro cuate) jugaba de delantero, aunque debutó después y se retiró antes que Ignacio.

En otro ámbito de su vida, estudió como profesión académica la de dentista, la que aún practica, también se desenvuelve como un empresario exitoso, sigue radicando en Guadalajara, Jalisco y ahora como aficionado, continua asistiendo a los partidos del equipo de sus amores, las Chivas, a la edad de 68 años no se deja de recordar sus hazañas y lo espectacular que era como portero con inigualables atajadas como también espectaculares fallas que como mofa también le llegaron a decir “Ignacio Coladerón”, pero para los que lo llegamos a ver jugar no podemos negar la calidad y de reconocer que es una leyenda del futbol profesional de México.

EL BARDO.

Originally posted 2019-08-15 21:43:08.

Total Page Visits: 1915 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: