Los bocados de los cielos serán suficientes para alimentar al hambriento que con fe vive en este mundo lleno de injusticias y desvalores.

Por que sorprenden y asimilan a increíble cuando Dios otorga algo al que nunca perdió la esperanza.

Las riquezas perdidas aún se encuentran, y así seguirán hasta que la avaricia de aquellos que con ambición forjan su mundo, no entiendan el mensaje de calor y hermandad.

El color de la bondad es tan brillante como la luz celestial que de los cielos alumbra los corazones de aquellos firmes en sus creencias, mas sin en cambio ábrete a lo nuevo por que la era de acciones supremas está presente.

No por que te otorgue lo que con tanto sentimiento y paciencia has logrado se te olvide de compartir, por que así como se otorga, se te puede quitar.

Millones de avaros en escasez vivirán, pero no solo de material si no de su interior.

Las palabras son más ricas y nutritivas a los oídos del buen entendedor, así que solo tú sabes que pensar y que creer.

Analiza en tu camino recorrido, por que tú eres yo, y nosotros somos ustedes, pero mi Padre es y solo será, nuestro Padre.

Pues bien, no extrañes por tu respuesta, mejor anunciare a ti mismo ante las puertas del Señor el cual con una sonrisa esta esperándote.

Camina y camina como nunca creíste caminar, y verás lo que nunca creíste sentir en tus pies.

Dichosos los que entiendan.

No niegues lo presente, y mucho menos que te afecte la desacreditación del incrédulo, ya que eso es algo tan pasajero como su vida y su buen entendimiento.

Así que no sorprendas por estas pequeñas líneas, las cuales llevan dentro de si, el mensaje sintetizado de la gran mayoría de las palabras que has escuchado en esos oídos que cargas y que a veces no les crees.

Dichosos los que entiendan.

Sonrisas y alegría te debe de ocasionar que mi Padre te dé señales de amor y sobre todo de que te haya tomado en cuenta para ayudar al que más lo necesita.

Pero todo esto y más es tan solo un ejemplo de los cambios de nuestros sentimientos sinceros ante la presencia del cambio.

Hoy dirás si tengo lo doy, pero cuando se presente intentarás tomar tu parte sin necesidad.

A veces nuestros problemas cotidianos, nos inspiran a decir o pensar el por que estamos en este mundo si todo lo que emprendemos, está mal, o mejor aun estamos solos o nadie nos quiere, pero este pensamiento es tan común que no debe de afectar en nuestro verdadero sentir, ya que Dios confía tanto en ti que ha decidido hacerte la prueba de vida.

Una familia, pedía a Dios que les permitiera salir de sus problemas, de la manera mas fácil, pedían tranquilidad y sobre todo pedían que por fin se realizaran en todas sus metas.

Dios escuchó a sus hijos y de la noche a la mañana le otorgó un pozo debajo de ellos, pozo el cual tenía un inicio y un fin, sus estructuras eran comunes y sencillas a lo que Dios les dijo.

“en ese pozo está la riqueza que calmará sus preocupaciones, pero así como lo será para ustedes, ustedes lo compartirán, pero lo único que pido es paciencia y alegría.”

La familia al descubrir lo que Dios les había dicho empezaron sus labores, con alegría y con entusiasmo, al pasar de los días, la desesperación invadió a cada uno de los que buscaban dentro del agujero, ocasionando un clima de descontrol y de fricciones entre todos.

Unos clavaban a los lados, otros clavaban en el suelo, Dios volvió a dar un mensaje y prohibió sacar lo que fuera del pozo, pero la curiosidad de prendas, tierra, y cosas brillosas, produjeron una motivación de investigación, los ánimos se ponían al rojo vivo las palabras fluían con interés de sabiduría y de razón, pero ninguno siguió lo mandado.

A los 7 días, Dios volvió a hablar y dijo con cierta molestia.

“ese pozo es su vida, y tan solo se les ha pedido paciencia e inteligencia, pero sus ganas y nervios han hecho desesperar su interés, así como despertar su avaricia, así que piensen el como encontrar la puerta de ese gran pozo, y ahí tendrán su riqueza.”

El Pozo aun continúa, pero así como a esa familia se les ha dado la oportunidad de encontrar esa gran puerta, a muchos más se les ha dado la misma oportunidad.

Piensa en que parte del pozo estas tú, y no por que sea redondo no tiene salida, ya que las palabras y maravillas de Dios provocarán su apertura en tu interior hasta que no puedas creer lo que ante tus ojos aparecerá.

Lo poco será mucho, y lo irreal, real, así que, si se te pide que nada saques aún, es porque lo que saques cuando sea el tiempo, será mejor.

La desesperación, la soberbia, la ambición, las fobias, los enojos, la flojera, todo eso y más esta dentro de ese pozo, y solo aquellos dignos con paciencia y fe, serán los afortunados de encontrar la puerta que está ante cada uno.

El pozo es más que una enseñanza, es un juego de Ángeles, ante la paciencia y obediencia a lo divino.

Tu que harías con ese pozo si se presenta ante tus pies.

Soportarías tus angustias e interés sabiendo que duermes bajo algo tan inmenso.

Contrólate antes de bajar y estar dentro de tu pozo, y solo piensa en que simplemente eres un trabajador mas de mi padre y que tienes que aprender a respetar tus debilidades y reconocer las habilidades.

El jefe será obrero, y el obrero el importante, pero al fin de cuentas dentro del pozo todos serán iguales, simplemente debes saber para que es cada uno y cada cual.

Un pozo se hace escarbando y solo se le da forma con las manos y con inteligencia embarrada de paciencia.

Así que escarba tu pozo y piensa que quieres encontrar dentro de él.

Una puerta que te lleve a algo, o una vida de desesperación.

360 grados es fácil de recorrer como el mundo que gira alrededor del sol.

Dichosos los que entiendan.

Autor

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...