No importa que tan lejos este el final del camino de la vida.

No importa que en ese camino, siempre surjan grandes piedras, o grandes sembradíos.

No importa cuanto sea el cansancio de los músculos internos, y la fatiga corporal.

Y mucho menos importa el calor penetrante, ni el frío que humedece el interior, que hasta llega a calar, las subidas, las bajadas, las caídas, las levantadas, en algunos tramos correrás para calentar, pero después, por cansancio disminuirás el paso, dando apariencia de que cada pisada no recorre ni una mínima distancia.

Caminas y caminas, y el recorrido nunca tiene final, aunque eso solo sea para la percepción de tu vista, tomas aire, detienes a descansar y muchos que atrás de ti, o que a tu lado iban, pasan de frente sin detenerse.

No importa ir al último caminando, ya que aprendiendo en tus pisadas vas.

No importa cuanto camines o cuanto tiempo tardes en recorrer tu tramo, ya que tus pisadas llevarán al final de tu camino.  Al final de tus sueños, caminar y caminar, tarde o temprano te mostrará y llevará al lugar de tu descanso y paz.

Caminar en la vida, caminar en tu vida, sin parar y soportando todo, tarde o temprano te mostraran que caminando sin mirar atrás, te hizo alcanzar y llegar.

Dichosos los que entiendan

Imagen única del Ángel Supremo, triste y decepcionado, recibiendo consejo, apoyo y mucho amor, de un hermano, el cual inferior era.

Gabriel.

“Que pasa hermano, por que estas triste”

“Que aflige ese corazón eterno, que alberga en su interior, tanto amor”

Yeshua, cabizbajo  y con lentitud en sus palabras, dijo.

“No soporto tanta caminata, siento dolor, veo que mis pisadas no han servido de mucho y tristeza causa ver que después de muerte terrenal, mis pisadas recordadas serán, pero muy poco imitadas.”

“Sabes Gabriel, la angustia en mí, será al ver tanta crueldad, soberbia, al ver que no puedo ayudar a todos y mucho menos, puedo hacer entender y hacer creer en el amor a mi Padre, y el amor a uno mismo”

“Me siento impotente no poder dar más, pero sobre todo, no poder quitar tanto sufrimiento e injusticia que veo, donde mis pies pisan”.

“Siento dolor, al ver que fallo a mi Padre, fallo al que se me acerca, pero sobre todo, fallo conmigo mismo”.

“Siento que no hago nada, camino y camino, hablo y hablo, pero ni mis pisadas ni mis palabras ven más allá de cada quien”

“Muchos acercan a pedir mas, ya que su vida de jornal eterno no les ha retribuido tranquilidad”

“El justo castigado es, y el injusto siempre con justicia falsa gana”

“Camino sin nada, sin denario, sin amigos, sin escuchas, y eso provoca incredulidad de aquellos que hablan y enseñan la palabra de los profetas”.

Mi hermano Gabriel, aun tocando su hombro, movía de la parte trasera de Yeshua, para situarse frente a él, y con alegría y orgullo hacía el Ángel Supremo, le habló.

“Ves hermano, aun con tu tristeza demuestras en demasía “amor”.

“Con tus lágrimas, inundas los corazones con esperanza”.

“Y con tus pisadas hermosas, enseñas el camino de la vida.”

“Es normal que sientas esa impotencia, y angustia, ya que vives como hombre, vives como uno más, sin serlo”.

“Eres el hijo de Dios, eres el Ángel Supremo, eres la semejanza del amor eterno, eres un espíritu santo, eres único hermano”.

“Esa es tu labor, amor sin esperar ser amado, enseñar a todos por igual y dejar que el libre albedrío de cada cual decida que camino tomar.”

“No puedes dar todo, ya que tan solo daño harías, al fomentar la pereza”

“Mas sin en cambio, solo no vas en este mundo, vas con el amor de Dios, vas con el amor de nosotros, que somos tus hermanos, pero sobre todo, vas con el amor de todos los que habitan este reino.

“Tú eres el primero, que sin tener riquezas, muestras las riquezas del cielo divino, el único que creyendo que no trabaja, hace y hará más que todos, ya que el jornal más difícil tienes.

“Vives la injusticia, pero la justicia verdadera, tu la otorgaras con mi Padre.”

“Vivirás ahora y siempre, y aunque aún tus palabras no causen el alboroto que deseas, entre hoy y mañana lo harán para siempre”.

“Que no importe en tu corazón el error del que has enseñado, dejarlos decidir, tu has hablado y es dichoso aquel que entienda”.

“Donde pises y mires, sanarás y confortarás a aquel que te ame y crea en mi Padre”

“Y aunque tú crees que no has ayudado a nadie, quiero decirte que has ayudado a mas y muchos más, en este segundo como en el pasado, como en el segundo que vendrá.”.

“Tu amor es único, y orgullo en los cielos sentimos de tener  un Ángel Supremo como tú, que sufre por todos, pero ama por igual.

Yeshua, levanta de aquella piedra en la cual sentado estaba, y volteando a ver a mi hermano, con voz feliz contestó.

“Soy feliz, sabiendo que mi Padre feliz está conmigo”.

“Feliz saber que el amor y la fe, hoy o mañana será eterno”.

Gabriel alzando sus alas de luz, terminó diciendo.

“Camina Yeshua, camina con amor, y enseña al caminar”

“Eres único, y feliz nos hace saber que un corazón divino como el tuyo, feliz recorre todo camino con amor.”

“Camina sin pensar en agradar a los profetas, camina pensando en el amor de mi Padre, y en el amor que darás”.

“Marca el camino Yeshua, y nosotros alumbraremos tus pisadas, con el amor de mi Padre.”

Yeshua, con sonrisa y cambio en su rostro, miró a mi hermano y le contestó.

“Gracias Gabriel, amor por siempre, caminaré hasta alcanzar el final de mi misión en esta tierra.”

Después de estas palabras, Yeshua dio la vuelta, y dio inicio de nueva cuenta a esa caminata eterna, la cual, ha marcado con amor y esperanza, la caminata de muchos que detrás de él siguen sus pisadas.

Dichosos los que entiendan.

Total Page Visits: 724 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: