Arturo Carmona da vida al comandante Robles en la telenovela “Te doy la vida”, que se transmite a partir de este lunes 23 de marzo a las 18:30 horas por “Las Estrellas”.

Su personaje trabaja en la policía federal. Hace 15 años le tocó investigar la muerte de Isabel Armida viuda de Rioja, la cual se concluyó que fue accidental, a pesar de que a él nunca le convenció ese argumento, por lo que le pareció muy extraña la actitud del hijo Ernesto (antes Miguel Hernández) y su prisa porque todo se resolviera, además del desapego hacia la madre. El destino los vuelve a encontrar cuando Ernesto va a pagar la estancia de Margarita en la casa de retiro, donde se encuentra. El comandante Robles se convertirá en la sombra de Ernesto que evitará a toda costa salga a la luz su pasado.

Platicamos con Arturo Carmona, gracias a las finas atenciones de las licenciadas Gaby Espinoza y Denisse Cabrera, de Televisa.

MD’B: Estás celebrando 20 años de trayectoria artística.

AC: Así es, 20 años muy contento, feliz de todo lo que se ha logrado, de todo el camino que me ha tocado recorrer, de grandes aprendizajes, de muchas cosas que aún me faltan por aprender, y muy agradecido con todos los productores, con toda la gente que ha confiado en mí, que han creído en mí para desarrollar los personajes y eso me compromete cada día a ser mejor actor y sobretodo, mejor ser humano.

MD’B: ¿Pensaste alguna vez llegar a donde estás ahora, con tantos éxitos, con tantas producciones? ¿Qué le dices a la gran Nena Delgado, tu maestra y que es sin duda la figura más importante y la principal bandera del teatro norteño?

AC: Siempre soñé con verme así, porque antes de dedicarme al fútbol estudié música y actuación. Cuando me retiré del fútbol retomé esta carrera maravillosa que te da muchas satisfacciones cuando la sabes manejar y sobre todo si sabes tomar con responsabilidad la misma. Qué le diría a la Nena, que es una señora que respeto muchísimo; como bien dices, es la bandera, el estandarte del teatro norteño. Es una señora con mucho teatro por verle aún, que en el escenario se sigue desviviendo por entretener a su púbico y le voy a agradecer toda mi vida, porque ella fue la que prácticamente la que me dio la patadita de la buena suerte.

MD’B: ¿Qué le aprendes al comandante Robles y que tan cercano a la vida real es este personaje?

AC: Es un comandante de la policía federal, quien prácticamente lleva el desenlace de muchas historias, de muchas injusticias que se dan en la trama de la misma, y que también tiene su propia historia. ¿Qué le he aprendido? Mucho; no es la primera vez que me toca desarrollar un personaje que tenga que ver con la ley y la justicia. Ya me ha tocado en varias telenovelas personificar a un sargento del ejército, a un sargento de la policía. Es algo que me ha tocado representar en 3 o 4 ocasiones y esto me ha hecho conocer el manejo de armas, el  pelear, el poder defenderse, el léxico que manejan que es muy peculiar y que solamente ellos lo entienden, no cada uno de nosotros que tenemos una vida más común,  por decirlo así, y bueno, esa responsabilidad que llevan de la justicia, el llevar a cabo la ley, no es nada fácil. Llevarlo de forma ficticia que se asemeje a la realidad, es darle al personaje el respeto que se merece. Le he aprendido muchísimo a esa parte de las cosas que a veces no entendemos, que llevan a cabo nuestras autoridades en el país.

MD’B: Si tú estuvieras en la situación del comandante Robles, ¿qué harías como persona?

AC: Ese tipo de trabajo la verdad es bastante aspiracional para la gente que queremos hacer o pretendemos hacer el bien y que nos preocupamos por los otros. Yo pienso que haría lo mismo que hace el personaje de Robles de poder darle al niño lo que necesita para conservar una vida y la verdad es que sí es algo que debemos hacer todos como seres humanos de procurar al prójimo, amar al prójimo y  pues no se diga a la familia, cuando lo es todo en tu vida y que debes siempre invertir en todos los sentidos en la familia porque siempre van a estar ahí. Yo haría lo mismo que hace el personaje de Pedro, el personaje de José Ron, y bueno, es una historia muy motivacional, muy sensible y más en estos tiempos.

MD’B: ¿Qué cosas del comandante Robles tiene Arturo Carmona y cuáles no?

AC: Yo creo que tiene mucho de mí porque es un personaje que le gusta la justicia, le gustan las cosas claras, perseverante en lo que quiere conseguir, que en este caso es una investigación. En el amor es muy sensible también que le gusta cotejar de la mejor manera, de forma formal y se preocupa por los demás. Le aprendo que no hay que dejar pasar las oportunidades, que no hay que bajar la guardia cuando las cosas vienen bastante difíciles; cuando ves que las cosas se complican no echarte para atrás, no echarte a correr, sino buscar la forma de encontrar solución a los problemas. Este personaje es lo que tiene, que nunca se rinde, siempre está perseverando para lograr lo que quiere y en este caso es la justicia.

MD’B: ¿Ha cambiado mucho su forma de grabar, los tiempos, los ritmos, ahora con esto de la contingencia por el COVID-19?

AC: Los mismos tiempos sí son. La intensidad no es la misma, es mayor, porque al final hay una preocupación en todos por lo que está sucediendo. Las medidas de seguridad sanitarias se están llevando a cabo en todo, en el acceso al personal, sobretodo. Nosotros a cada rato nos estamos lavando las manos. En todos los foros y en cualquier locación hay lavabos, hay geles antibacteriales, nos toman la temperatura a todos. Son cosas que obviamente son esenciales en estos tiempos para prevenir cualquier cosa. Hay preocupación, hay un poco de tensión en el medio ambiente, pero al final todos estamos comprometidos en este proyecto y ahora que la gente está más en casa, que vean “Te doy la vida” y que se convierta en un entretenimiento para quitarles un poco la preocupación que hay a nivel global.

MD’B: Hay mucho escepticismo por parte de algunas personas en relación al Coronavirus. Hay mucho miedo. ¿Qué le podrías decir a la gente que es escéptica ante esto y qué le podrías decir a la gente que tiene miedo de lo que va a pasar, de la que no tiene dinero, de la que vive al día y ahorita no tiene forma de trabajar, de la que teme una catástrofe económica?

AC: Yo entiendo a todas esas personas. Por eso no debemos juzgar a esas personas que salen a trabajar, que salen a buscar el pan diario, porque al final hay muchas personas que viven al día en este país y en muchos otros; entonces no hay que juzgarlos. Si van a salir a trabajar para poder salir adelante, para poder llevar la comida a sus familiares, no hay que crucificarlos y decir que son personas irresponsables. Es gente que tiene que salir a trabajar y el consejo que les puedo dar a esas personas es que tomen las medidas adecuadas de salud para que a la hora que regresen de haber salido a buscar el pan, no lleven esa enfermedad a sus hogares. Entonces, todo con precaución, con medidas extremas; más vale ser exagerado y extremo en cuanto a los cuidados de salud, que ser una persona relajada que ve todo como normal y que no pasa nada. Sí está pasando, es una realidad, hay que tener mucho cuidado en todo lo que uno hace fuera y dentro del hogar, tener todas las medidas sanitarias, no entrar en pánico y no bloquear nuestra mente, porque hay mucha gente que se bloquea y no se mueve, se les viene el mundo encima. Hay que actuar, hay que accionar, pero de forma muy adecuada y muy cuidadosa para poder salir adelante.

MD’B: ¿Qué porcentaje de participación tiene tu personaje en la telenovela?

AC: Inicio mi participación seguida, con más tiempo al aire, a partir del capítulo 41. El personaje es requerido para buscar desenlazar malos entendidos y varias injusticias de la historia. Estamos hablando de que es más o menos un 75%  mi participación.

MD’B: ¿Por qué la gente tiene que ver “Te doy la vida”?

AC: Porque es un producto mexicano; porque hay muchos actores mexicanos que estamos viviendo y comiendo de este proyecto. Muchas fuentes de trabajo están alrededor de las producciones de Televisa y ya estamos regresando a los melodramas clásicos que siempre han gustado. Están regresando con historias diferentes, pero al fin y al cabo son melodramas puros. A la gente siempre le han gustado los melodramas aspiracionales, porque al final, en los tiempos en que estamos viviendo, el entretenimiento te da opciones de cómo salir en la vida. Por eso la gente tiene que verla, por eso la gente tiene que apoyar a un producto cien por ciento mexicano, un producto que promueve la unión familiar y ahora aprovechando que están en casa en circunstancias difíciles, es un momento preciso para verla.

MD’B: ¿Cuál es el sello que diferencia a “Te doy la vida” de todas las demás telenovelas?AC: Que es una historia inédita; no es un remake. Ahora los protagonistas son una mujer y dos hombres, que tienen un peso diferente. Sí hay un cambio y es una historia que va teniendo varios cambios y eso llama mucho la atención.

Total Page Visits: 728 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: