La civilización Anasazi es una cultura de la cual sólo se encuentran sus construcciones sin saber porque desaparecieron, se encontraban ubicados en una zona de Estados Unidos donde hoy convergen 4 estados por eso se le conoce la zona de las cuatro esquinas, donde convergen los estados de Utah, Colorado, Arizona y Nuevo México.

Anasazi es una palabra de origen navajo la cual significa los “antiguos enemigos” sin embargo cuando llegaron los navajos a la zona, ya estaba abandonada desde aproximadamente 100 años antes, la tribu Hopi, otra tribu misteriosa los llamaba “Hisatsinom” que quería decir “los antepasados”, sin embargo, no hay prueba que demuestre que los Hopi o los navajos sean sus descendientes.

Algunos historiadores utilizan el término Anasazi para referirse a otras culturas establecidas en la zona como los mogollon, los hohokan y los pataya.

De sus construcciones, existen restos importantes que han generado un sinnúmero de especulaciones, pero por su belleza y conservación han llamado la atención, el asentamiento de Mesa Verde fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978.

Los analistas sitúan algunos de sus orígenes al año 100 antes de Cristo, y en etapas culturales, en esa época conocidos como los cesteros que se establecen en los territorios montañosos y semiádidos, comenzando una transición entre la vida nómada y el sedentarismo agrícola; posteriormente se establecieron en cuevas y abrigos rocosos. En las cavernas de Utah y de Arizona se encontraron sus huellas, todavía no conocían la cerámica, se habían quedado en el estadio de la fabricación de cestas entretejidas. Las primeras viviendas que levantaron fueron del tipo casas-pozo superficiales de simple estructura.

Unos 500 años después construyeron los primeros asentamientos urbanos semisubterráneos, de hasta cuatro viviendas de planta circular. La industria del cesto alcanza un alto grado de perfección adaptándose a todas las formas y a todos los usos requeridos en la vida cotidiana. Unos cestos, impermeabilizados mediante un revestimiento de goma, se empleaban como cubos, y otros, cuyo interior estaba revestido por una capa de arcilla, se utilizaban en la cocina: en aquellos recipientes se ponía la comida y se los metía entre piedras calientes. Las construcciones tenían un hoyo más profundo y con un hueco en el techo que hacía de chimenea y entrada. Dentro de las habitaciones cavaron un pozo central, “sipapu”, que simboliza el lugar por donde la humanidad había emergido desde el mundo interior.

En Cortez, Colorado, se han encontrado hasta 400 ruinas de poblados donde vivían los anasazi antes de trasladarse a los acantilados. En estos pueblos se han hallado unos túneles subterráneos en las kivas que conectaban distintas zonas del poblado. Las kivas eran habitaciones circulares excavadas en el suelo y cubiertas de un techo dedicadas al culto y a las reuniones de la comunidad.

Alrededor del año 700 aparecen las viviendas con grandes salones en la superficie. Cambios en la distibución de los asentamientos, con la concentración en determinadas zonas y abandono de otras, que unos siglos después llevaron al esplendor de la civilización entre los años 1100 y 1200 después de Cristo.

Aquí es donde se construyen Pueblo Bonito, Una Vida, Peñasco Blanco, y Chetro Ketl caracterizados por tener estructuras de uno dos y hasta tres niveles que se especula debieron servir para la distribución de los excedentes agrícolas. También carreteras que unían casas del Gran Cañón con otras comunidades lejanas. Muestra a los anasazi con gran conocimiento sobre los períodos solares de solsticios y equinoccios, urbanizaciones de grandes poblados con mampostería de piedra de varios pisos, acequias de riego y manufacturas de vasijas cerámicas.

No existe escritura, sólo algunas pinturas, los misterios más grandes provienen de esta época pues se establecieron en unos acantilados de difícil acceso fortificando los poblados con altos muros, donde las condiciones de vida eran difíciles ya que quedaban lejos de los campos de cultivo y resultaba difícil acarrear el agua y las piedras y materiales necesarios para sus construcciones.

Tan sólo unas décadas después desaparecen de la historia, dejando atrás sus enseres como si pensaran volver, pero nunca regresaron.

Sobre este traslado existen diferentes teorías, una de ellas es sobre la existencia de un fuerte cambio climático en la zona que generó fuertes inundaciones y posteriormente largas sequías aunado a la sobrepoblación que les obligó a trasladar los poblados, sin embargo, podrían haber tenido acceso a manantiales sin tener que trasladarse a los acantilados. Por otro lado, en los acantilados podían evitar las condiciones climáticas más extrema protegiéndose de la lluvia y la nieve en invierno y el mayor calor en verano, al tiempo eran una protección natural contra los enemigos.

En la cornisa rocosa de Cedar Mesa existen unas ruinas en la cima de la colina con dibujos de osos, leones de montañas, carneros y figuras antropomorfas. Aunque no se sabe quién era el verdadero enemigo, estas figuras antropomorfas son las que han dado pie a muchas teorías sobre extraterrestres.

En una de las poblaciones estudiadas antes de su traslado a los acantilados se encontraron tres kivas y en ellas las primeras pruebas de canibalismo, estas se basan en las zonas de brillo en las vasijas de barro que quedan cuando se cocina un hueso, marcas de cortes y abrasión en los restos humanos idénticas a las de los animales que son consumidos, las fracturas y huesos rotos, la médula separada de los huesos, cuerpos desarticulados, ausencia de cráneos, manos y pies, los huesos hallados en las hogueras.

Por esta razón se piensa que culturas como las de los Toltecas o los Aztecas pudieran haber llegado hasta esta zona y acabaran con los pobladores, pero es poco probable debido a que no hay otro tipo de indicios de estas culturas.

Los navajos en referencia al poblado de Cañón Chaco en específico lo señalan con temor, indicando que en su historia en ese lugar sucedió “algo malo”. Otra de las teorías se centra en un conflicto interno que hizo que existiera guerra entre estas poblaciones para terminar por irse de ese lugar los sobrevivientes, sin embargo, tampoco existen huellas de grandes batallas, por lo que su sola desaparición representa el mayor de los misterios, que puede ser que nunca se sepa dónde quedaron las personas de los pueblos Anasazi.

Originally posted 2019-05-20 19:47:46.

Total Page Visits: 1303 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: