EL BEBE INFERNAL

Esta leyenda es muy parecida y contada en muchos estados de nuestra República Mexicana, esta sin embargo sucedió en la ciudad de México.

Se dice un hombre iba ahogado de borracho por las calles del centro de México, el hombre iba cantando y dando tumbos cuando de repente escucho el llanto de un niño, se quedo parado para poder escuchar mejor y ver de dónde venía ese llanto, pero no, ya no escucho nada y siguió su camino, unas calles más adelante volvió a escuchar el llanto del niño y volvió a detenerse y buscar de donde venia ese llanto, de repente vio un bulto y de ese bulto salía el llanto del niño, el hombre sin destapar al niño lo levanto y lo llevo a su regazo no sin antes estar maldiciendo a la madre que había dejado a su hijo abandonado a su suerte, el hombre siguió caminando sin dejar de insultar al la mujer, –desgraciada como dejar a este niñito tirado, que no pensó que podía morir de frio, y así iba el hombre caminando e insultando a la madre que había tirado a ese niño.

Pero el hombre conforme iba caminando, sentía que el bebe pesaba más y más, hasta llegar el momento de no poderlo sostener más y se dijo para sí, –Parece que en lugar de niño traigo piedras, porque pesara tanto este bebe, como ya no podía sostenerlo, decidió destapar al niño y oh, sorpresa que se llevo el hombre ya que en lugar de niño llevaba a un cerdo diabólico, el cual le mostraba sus filosos dientes queriéndolo morder y de sus ojos salían chispas de fuego,

El hombre logro soltar a ese demonio que quería devorarlo, el exceso de vino que llevaba en su cuerpo desapareció al momento, corriendo llego a su casa con el miedo reflejado en su rostro

Su esposa lo vio sorprendida ya que su esposo estaba en su sano juicio pero con el rostro descompuesto y con muchas canas en su pelo y le pregunto

¿pero que te paso, porque vienes así?

El hombre le contesto con llanto en sus ojos y con voz temblorosa le dijo

__He visto al diablo, lo he tenido en mis brazos pensando que era un niño abandonado, y al verlo me quiso morder, era horrible, te juro mujer que no vuelvo a tomar en mi vida, he tenido una experiencia horrible o es un aviso de mi mal comportamiento— El hombre a partir de esa fecha no volvió a tomar una copa de vino, mucha gente dice que esta historia la cuentan como para que las personas que abusan del alcohol lo dejen, pero es una leyenda que se ha contado un muchos lugares de nuestro país, y dicen lo mismo, es un niño que aparece y después se convierte en un demonio de diferente forma.

Total Page Visits: 547 - Today Page Visits: 3

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: