Con la motivación o pretexto de la violencia, continua el paro indefinido en varias universidades de la Ciudad de Puebla, donde además los estudiantes se han organizado para realizar manifestaciones por las calles de la Ciudad.

El día de hoy dos de marzo de 2020, se reunieron estudiantes en el Paseo Bravo para marchar nuevamente por el centro y por el boulevard 5 de mayo hasta llegar a la Fiscalía General para protestar y llamar nuevamente la atención acerca de las acciones en materia de seguridad que se deben realizar para proteger al estudiantado.

La exigencia a las autoridades es por la inseguridad que ha ido en aumento en el Estado de Puebla como ocurre en todo el país, sin embargo, ha dado la sensación que se ha politizado el problema ante la inutilidad de las autoridades actuales, los cuales además de minimizar el problema, no han tenido tolerancia ante los manifestantes.

Los jóvenes se han vuelto el blanco preferido de los delincuentes, pues atacan para quitarles desde los celulares hasta los tenis, con la agravante de golpearlos aunque no opongan resistencia, el actuar de estos malandrines es ir tres o cuatro por avenidas que son frecuentemente transitadas por jóvenes incautos a los que con golpes, y armas punzocortantes intimidan para que les entreguen sus cosas.

Por lo que los jóvenes asaltados se ven en la necesidad de entregar sin oponer resistencia y como dijimos aun así son golpeados, si es que quieren presentar una denuncia, como acaba de suceder, deben presentarse a las instalaciones del C5 ubicadas en el anillo periférico lo que implica un desplazamiento de por lo menos una hora, más lo que se tarden en atenderlos, y si no tienen copias de sus credenciales robadas o de la factura de los celulares simplemente no se las reciben, quedando impune cualquier delito, la otra es que si los llevan inicia todo un proceso burocrático para que después los policías investigadores les cobren por realizar la entrevista y recibir los datos de prueba, que finalmente terminará en nada, los que ya sufrieron algún robo y conocen el procedimiento, ya no intentan ni siquiera dar aviso a las autoridades para no ser revictimizados por las autoridades.

Por ello los jóvenes alzan la voz, porque no se trata solo de las acciones de los recientes homicidios, sino de la inseguridad en general, de que son el blanco perfecto de la delincuencia y de que las autoridades no han podido brindar esa seguridad que se requiere, por el contrario se ha visto que ignoran a la sociedad, o al menos esa impresión dan al no dar resultados positivos en las denuncias presentadas.

Total Page Visits: 677 - Today Page Visits: 2

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: