ALBERTO JIMENEZ MERINO, EL CANDIDATO QUE NO TIENE VOZ NI VOTO EN SU CAMPAÑA

Las campañas por la gubernatura de Puebla en tan solo 17 días han mostrado las personalidades de los actores políticos, y llama la atención como en poco tiempo, se ve el temple de cada uno de los candidatos que esperan en estas elecciones extraordinarias poder convertirse en gobernador de uno de los estados mas importantes del pais.

Por un lado, MIGUEL BARBOSA de MORENA y sus aliados, ha manejado una campaña directa, firme y defensiva, ya que ha sido blanco no solo de los ataques externos, sino como es sabido, de los mismos internos de su partido.

Por el otro lado, Enrique Cárdenas le ha apostado a una campaña mediática, poco social y con acercamiento muy directo a sectores muy marcados, luchando en contra de la poca credibilidad que tiene ante sus brincos de partido a partido no solo de la sociedad sino de la militancia de los partidos que lo apoyan.

Sin embargo, el priista JOSE ALBERTO JIMENEZ MERINO ha manejado una campaña en lo obscurito, muy parco, y donde pareciera que sus decisiones son las que menos importan, dejando entre ver, 2 cosas.

1.-Que la campaña no le interesa y solo es un compromiso que debe de cumplir

2.- Que hay alguien más, que mueve los hilos de su campaña

Así es querido lector, si analiza las formas en que se están llevando las campañas en Puebla tanto MIGUEL BARBOSA como Enrique Cárdenas son actores firmes de sus acciones, tomando las riendas de sus propias campañas y aceptando la intervención de apoyo de sus partidos.

Pero, JIMENEZ MERINO pareciera que solo es el rostro o imagen de su partido, pareciera que es el costal al que se le debe de pegar y castigar por el pasado de su partido, y para acabarla de amolar, se ha dejado inducir y perjudicar en su campaña, al permitir que personas no gratas sean parte de su equipo, o en su defecto, sean parte clave dentro del PRI, mermando su credibilidad ante la sociedad en plena campaña electoral.

Las encuestas son contundentes, la inactividad y pasividad de JIMENEZ MERINO lo posicionan en un tercer lugar, muy alejado de Enrique Cárdenas, y seguirá así mientras siga dejándose llevar como niño en plena campaña electoral, seguirá así, mientras no tome decisiones reales para su persona, pero, sobre todo seguirá así o más alejado del segundo lugar (Enrique Cardenas), mientras permita que personajes del pasado PRI (corruptos y dinosaurios), sigan tomando las riendas de SU CAMPAÑA.

Por ello, es válido concluir que JIMENEZ MERINO es el candidato del PRI que no tiene voz ni voto en su campaña, es el rostro del político que ha dejado que las viejas mañas del PRI tomen las riendas y lo guíen al camino de la derrota, es el candidato que prefiere guardar silencio ante lo evidente, es el candidato que ha permitido que se le sumen personas no gratas por instrucciones de su partido, es el candidato que fue mandado a la guerra sin fusil.

Y la culpa de su derrota anunciada no solo es del PRI, es de su persona por no sacar el carácter, en una oportunidad que se le brindo, y que será difícil le sea de nuevo otorgada.

Ser institucional, no significa que se permita imposiciones en una campaña, y sobre todo, no se deben de pagar favores ajenos, que en vez de beneficiar, le resten credibilidad y le merman en su campaña, la cual cada vez se aleja más de su realidad que le venden…

Total Page Visits: 830 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: