ACTUALIZA TU CONOCIMIENTO SOBRE EL SISTEMA SOLAR

Los21Revista

Desde hace muchos años, nos enseñaron que había nueve planetas en el Sistema Solar, que apenas algunos planetas tenían satélites o lunas que giraban alrededor de ellos, pero eso ya quedó atrás, a raíz de la construcción de los nuevos telescopios de todo tipo y las diferentes sondas enviadas al espacio se han hecho descubrimientos nuevos e incluso una reclasificación, surgiendo la categoría de planetas enanos.

El Sistema Solar está situado en uno de los brazos en espiral llamado Orión, a unos 32,000 años luz del núcleo de la galaxia conocida como Vía Láctea, alrededor del cual gira a la velocidad de 250 km por segundo, empleando 225 millones de años en dar una vuelta completa, lo que se denomina año cósmico.

Los antiguos astrónomos observaron puntos de luz que parecían moverse entre las estrellas, a ellos los denominaron “planetas” que quiere decir vagabundos, y los nombraron de acuerdo a su mitología, después con nombre de deidades romanas, Júpiter, el rey de los dioses, Marte, el dios de la guerra; Mercurio, mensajero de los dioses, Venus, la diosa del amor y la belleza, y Saturno, padre de Júpiter y dios de la agricultura.

Los astrónomos también observaron cometas con colas brillantes y los meteoros o estrellas fugaces que aparentemente caen del cielo.

Desde la invención del telescopio, tres planetas más se descubrieron en nuestro sistema solar: Urano (1781), Neptuno (1846) y Plutón (1930). Plutón fue reclasificado como planeta enano en 2006, sin embargo se analiza la posibilidad de regresarle la categoría, a través de los nuevos estudios realizados por la sonda New Horizons, y el descubrimiento de sus ahora 5 lunas conocidas, Caronte, Nix, Hydra, Estigia y Cerberos.

Además, nuestro sistema solar está poblado por miles de pequeños cuerpos como asteroides y cometas. La mayoría de los asteroides orbitan en una región entre las órbitas de Marte y Júpiter, mientras que el hogar de los cometas está mucho más allá de la órbita del planeta enano Plutón, en la Gran Nube de Oort.

Los cuatro planetas más cercanos al Dom o Sol, son Mercurio, Venus, Tierra y Marte se les llaman los planetas terrestres porque tienen superficies sólidas rocosas. Los cuatro grandes planetas más allá de la órbita de Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno se les denominan gigantes gaseosos.

Más allá de Neptuno, en el borde del cinturón de Kuiper, pequeño, distante, está el planeta enano Plutón que tiene una superficie sólida, es el más gélido de los planetas terrestres.

Casi todos los planetas, y algunas lunas, tienen una atmósfera. La atmósfera de la Tierra es principalmente nitrógeno y oxígeno. Venus tiene una densa atmósfera de dióxido de carbono, con trazas de gases tóxicos como el dióxido de azufre. La atmósfera de Marte es dióxido de carbono y es extremadamente delgada. Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno son principalmente de hidrógeno y helio. Cuando Plutón se encuentra cerca del sol, tiene una fina atmósfera, pero cuando Plutón viaja a las regiones exteriores de su órbita, la atmósfera se congela y cae a la superficie del planeta. De esta forma, Plutón actúa como un cometa.

Hay 146 satélites naturales conocidos (lunas) en órbita alrededor de los planetas de nuestro sistema solar, más 8 de los planetas enanos. Muchos de ellos fueron descubiertos por las naves espaciales planetarias. En la actualidad, otras 25 lunas están en espera de la aprobación final antes de ser agregadas a la cuenta de lunas de nuestro sistema solar.

Algunas lunas tienen atmósferas; como las de Saturno (Titán), y algunos incluso tienen campos magnéticos como de Júpiter (Ganímedes). La luna de Júpiter Io es el cuerpo más activo volcánicamente hablando, en el sistema solar. Un océano puede estar por debajo de la corteza helada de la luna de Júpiter, Europa, mientras que las imágenes de la luna de Júpiter Ganímedes muestran el movimiento histórico de placas de la corteza de hielo. Algunas lunas pueden ser en realidad asteroides que fueron capturados por la gravedad de un planeta. Los asteroides capturados actualmente que se cuentan como lunas puede incluir las de Marte, Fobos y Deimos, de los satélites de Júpiter varios, de Saturno, Phoebe, muchas de Urano, y posiblemente de Neptuno, Nereida.

De 1610 a 1977, Saturno se pensaba que era el único planeta con anillos. Ahora sabemos que Júpiter, Urano y Neptuno también tienen sistemas de anillos, aunque Saturno es, con mucho, el más grande. Las partículas en estos sistemas de anillos varían en tamaño, desde polvo hasta rocas  del  tamaño de una casa, y pueden ser rocosos y/o hielo.

La mayoría de los planetas tienen campos magnéticos que se extienden en el espacio y forman una magnetosfera alrededor de cada planeta. Estas magnetosferas rotan con el planeta, barriendo partículas cargadas con ellos. El Sol tiene un campo magnético, la heliosfera, que envuelve todo nuestro sistema solar.

Los antiguos astrónomos creían que la Tierra era el centro del Universo, y que el sol y las demás estrellas giraban alrededor de la Tierra. Copérnico demostró que la Tierra y los otros planetas de nuestro sistema solar orbitan nuestro sol.

Muchos no estuvieron de acuerdo en 1930, cuando Plutón se añadió como noveno planeta de nuestro sistema solar. El debate se encendió de nuevo en 2005, cuando Eris, aproximadamente del mismo tamaño que Plutón se encontró en las profundidades, en una zona más allá de Neptuno, llamada Cinturón de Kuiper.

La Unión Astronómica Internacional decidió en 2006 que un nuevo sistema de clasificación se necesitaba para describir estos nuevos mundos, que están más desarrollados que los asteroides, pero diferentes de los planetas conocidos. Plutón, Eris y el asteroide Ceres se convirtieron en los primeros planetas enanos. A diferencia de los planetas, los planetas enanos carecen de la fuerza gravitacional para barrer los objetos dispersos cerca de sus órbitas. Terminan en órbita alrededor del sol en las zonas de objetos similares, como el asteroide y cinturón de Kuiper.

El recuento de nuestro sistema solar planeta ahora es de ocho. Y cinco planetas enanos, pero el debate sigue vivo a medida que se explora y se hacen nuevos descubrimientos.

Los planetas enanos

Ceres

Los científicos describen Ceres como un “planeta embrionario”. Las perturbaciones gravitacionales de Júpiter miles de millones de años atrás le impidieron convertirse en un planeta de pleno derecho. Ceres terminó entre los escombros sobrantes de la formación planetaria en el cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter.

El Telescopio Espacial Hubble observó que la rotación de Ceres demuestra que tiene un cuerpo casi redondo. El diámetro de Ceres en su ecuador es más ancho que en sus polos. Ceres es de aproximadamente 580 millas (930 kilómetros) de ancho, aproximadamente del tamaño de Texas. Y a pesar de que Ceres comprende el 25 por ciento de la masa total del cinturón de asteroides, el diminuto Plutón sigue siendo 14 veces más masivo.

Pero Ceres tiene más en común con la Tierra y Marte que sus vecinos rocosos. Hay indicios de que pueda contener grandes cantidades de hielo de agua pura bajo su superficie. Observaciones de la NASA muestran que el Telescopio Espacial Hubble de Ceres comparte características de los planetas terrestres rocosos del sistema solar interior. Los modelos de computadora muestran que los objetos casi redondos, como Ceres tienen un interior diferenciado, con material más denso en el núcleo y ligeros minerales cerca de la superficie. Todos los planetas terrestres, incluyendo la Tierra, tienen interiores diferenciados. Esto pone Ceres aparte de sus vecinos asteroides.

Los astrónomos sospechan que el hielo de agua puede estar enterrado bajo la corteza del planeta enano debido a que la densidad de Ceres es menor que la de la corteza terrestre, y porque la superficie es una demostración de los minerales que contienen agua. Estiman que si Ceres se compone del 25 por ciento de agua, puede tener más agua que toda el agua dulce en la Tierra. El agua de Ceres, a diferencia de la Tierra, sería en forma de hielo de agua y situado en el manto, que se envuelve alrededor del núcleo sólido del asteroide.

Ceres fue el primer objeto descubierto en el cinturón de asteroides. El astrónomo siciliano Giuseppe Piazzi, vio el objeto en 1801. Piazzi estaba buscando planetas sospechosos en la gran brecha entre las órbitas de Marte y Júpiter. A medida que más objetos se encontraron en la misma región, llegaron a ser conocidos como asteroides o planetas menores. Ceres fue clasificado inicialmente como un planeta y más tarde clasificado como un asteroide. En reconocimiento a su calidad como planeta, Ceres fue designado un planeta enano en 2006, junto con Plutón y Eris.

Ceres es el nombre de la diosa romana del maíz y las cosechas.

Plutón

Descubierto en 1930, Plutón fue considerado durante mucho tiempo noveno planeta de nuestro sistema solar. Pero tras el descubrimiento de mundos similares intrigantes en las profundidades del lejano cinturón de Kuiper, el helado Plutón fue reclasificado como planeta enano. Esta nueva clase de mundos pueden ofrecer algunos de los mejores datos sobre los orígenes de nuestro sistema solar.

El cinturón de Kuiper se llena con miles de mundos helados en miniatura, que se formaron  a principios de la historia de nuestro sistema solar.

La nave espacial New Horizons de la NASA fue la primera nave espacial que visitará Plutón y el Cinturón de Kuiper. El viaje duró nueve y medio años a Plutón y comenzó en enero de 2006. La nave llegó a Plutón en 2015 y realizó extensas fotografías de alta resolución y hasta el momento se siguen estudiando, mientras que la nave hasta ahora la más rápida que se ha lanzado continúa su viaje.

Plutón es de aproximadamente dos tercios del diámetro de la Luna de la Tierra y tiene un núcleo rocoso rodeado por un manto de hielo de agua. Con gases más exóticos como el metano y nitrógeno que forman una capa helada de su superficie. Debido a su tamaño y menor densidad, la masa de Plutón es aproximadamente una sexta parte de la Luna de la Tierra.

Plutón tarda 248 años terrestres en dar la vuela al sol, puede tener hasta 49,3 unidades astronómicas (UA) del Dom. (Una UA es la distancia media entre la Tierra y el Sol, unos 150 millones de kilómetros o millas 93 millones) entre 1979 y 1999, Plutón estaba en realidad más cerca del Sol que Neptuno.

Plutón tiene una luna muy grande que es casi la mitad de su tamaño llamado Caronte, que fue descubierta en 1978. Esta luna es tan grande que Plutón y Caronte se refieren a veces como un sistema de planeta enano doble. La distancia entre ellos es 19,640 kilómetros (12,200 millas).

Caronte está inclinado hacia un lado, como Urano. La rotación de Plutón es retrógrada: gira hacia atrás, de este a oeste (Urano y Venus también tienen rotaciones retrógradas).

En 2005, los científicos fotografiaron Plutón con el Telescopio Espacial Hubble en la preparación de la misión New Horizons  y encontraron dos pequeñas lunas que orbitan en el mismo plano que Caronte. Estas dos lunas, llamadas Nix e Hydra, están dos a tres veces más lejos de Plutón que Caronte.

En 2011 y 2012, los científicos usaron el Hubble para detectar dos lunas más, ahora conocidas como Estigia y Cerberos.

Plutón es el único mundo llamado por una niña de 11 años de edad. En 1930, Venetia Burney de Oxford, Inglaterra, sugirió a su abuelo que el nuevo descubrimiento se nombrara como el dios romano del mundo subterráneo. Él transmitió el nombre al Observatorio Lowell y fue seleccionado.

Las lunas de Plutón se nombraron con otras figuras mitológicas asociadas con el inframundo. Caronte lleva el nombre del barquero del río Estigia, quien trasbordaba las almas desde el mundo terrenal; Nix es el nombre de la madre de Caronte, que es también la diosa de la oscuridad y la noche e Hydra es el nombre de la serpiente de nueve cabezas que custodia el inframundo.

Estigia era una oceánide, hija de Océano y Tetis o, según Higino, una diosa hija de Érebo (las tinieblas) y Nix (la noche). Personificaba un río del Hades (el inframundo griego).

Cerbero guardaba la puerta del reino de Hades (el inframundo griego) y aseguraba que los muertos no salieran y que los vivos no pudieran entrar.

Makemake

Makemake se encuentra en el Cinturón de Kuiper, una región fuera de la órbita de Neptuno. Los astrónomos creen que es un poco más pequeño que Plutón.  Le lleva 310 años de la Tierra para este planeta enano completar una órbita alrededor de nuestro sol.

Los astrónomos encontraron signos de nitrógeno congelado en la superficie de Makemake. Etano congelado y metano también se han detectado en la superficie. Los astrónomos creen que el metano en realidad puede estar presente en gránulos tan grandes como de un centímetro de diámetro. Encontraron pruebas de tolinas, moléculas que se forman siempre que la luz ultravioleta solar interactúa con sustancias como el etano y el metano. Las tolinas suele causar un color rojizo-marrón y Makemake tiene un color rojizo en las observaciones.

Makemake ocupa un lugar importante en el sistema solar, ya que, junto con Eris, fue uno de los objetos cuyos descubrimientos llevaron a la Unión Astronómica Internacional a reconsiderar la definición de planeta y crear el nuevo grupo de planetas enanos.

Makemake se observó por primera vez en marzo de 2005 por ME Brown, CA Trujillo y Rabinowitz DL en el Observatorio Palomar. Su nombre en clave no oficial era Conejo de Pascua. Fue reconocido oficialmente como un planeta enano por la Unión Astronómica Internacional en 2008.

Originalmente designada FY9 2005, Makemake (pronunciado mah-kee-mah-kee) es el nombre del dios de la fertilidad en la mitología rapanui. Los Rapanui son los nativos de la Isla de Pascua en el Océano Pacífico suroriental cerca de 3,600 kilómetros de la costa de Chile. Él era el dios principal de la Tangata manu, hombre-pájaro, le rendían culto y era adorado en la forma de pájaros marinos, que eran su encarnación. Su símbolo material era un hombre con cabeza de pájaro.

Haumea

Haumea es extraño, es uno de los objetos grandes de nuestro sistema solar que más rápido giran. Se completa una vuelta sobre su eje cada cuatro horas. La vuelta rápida alarga la forma del planeta enano en forma única, es más o menos el mismo tamaño que Plutón, gira alrededor del Sol en Cinturón de Kuiper, una zona distante de objetos helados más allá de la órbita de Neptuno. Le lleva 285 años terrestres para Haumea en completar una órbita alrededor de nuestro sol.

Es posible que un impacto masivo miles de millones de años atrás haya partido al planeta y creado sus lunas. Sus lunas conocidas de Haumea son Hi’aka y Namaka. Los astrónomos creen que Haumea está hecho de roca cubierto con una capa de hielo.

Haumea fue descubierto en marzo de 2003 en el Observatorio de Sierra Nevada en España. El anuncio oficial de su descubrimiento se produjo en 2005, año en que sus lunas fueron descubiertas.

Originalmente designado como 2003 EL61 (y apodado Santa por sus descubridores), Haumea es el nombre de la diosa hawaiana del parto y la fertilidad. Sus lunas llevan el nombre de las hijas de Haumea. Hi’aka es la diosa patrona de la isla de Hawaii y de bailarines de hula. Namaka es un espíritu del agua en la mitología hawaiana.

Eris

Eris es un planeta enano al que le toma 557 años terrestres para completar una órbita alrededor de nuestro sol. El plano de la órbita de Eris está fuera del plano de los planetas del sistema solar y se extiende mucho más allá del Cinturón de Kuiper.

El planeta enano está tan lejos del Sol que su atmósfera se congela y cae sobre la superficie en un esmalte helado. El recubrimiento brilla intensamente, lo que refleja la luz del sol tanto como la nieve recién caída. los científicos creen que las temperaturas de la superficie varían de aproximadamente -217 grados Celsius a -243 grados Celsius. La delgada atmósfera se derrite en cientos de años cuando Eris se acerca al sol, dejando al descubierto una superficie rocosa que piensan es similar a Plutón.

Eris en un principio parecía ser más grande que Plutón, un descubrimiento que desencadenó un debate entre la comunidad científica y, finalmente, condujo a la decisión de la Unión Astronómica Internacional en 2006 para aclarar la definición de un planeta.

Observaciones recientes indican Eris en realidad puede ser un poco más pequeño que Plutón. Plutón, Eris y otros objetos similares están clasificados como planetas enanos. Ellos también son llamados plutoides en el reconocimiento del lugar especial de Plutón en nuestra historia.

Dado que Eris es demasiado pequeño para ver con claridad, los científicos utilizaron su pequeña luna Dysnomia para medirlo. Dysnomia tiene una órbita casi circular que tarda alrededor de 16 días.

Eris fue descubierto por primera vez en 2003 durante un estudio del Observatorio Palomar del sistema solar exterior por Mike Brown, profesor de astronomía planetaria en el Instituto de Tecnología de California, Chad Trujillo del Observatorio Gemini, y David Rabinowitz de la Universidad de Yale. El descubrimiento fue confirmado en enero de 2005, y se presentó como el posible planeta 10 de nuestro sistema solar, ya que fue el primer objeto en el Cinturón de Kuiper ha encontrado para ser más grande que Plutón.

Originalmente designado como 2003 UB313 (y apodado Xena por la guerrera de la televisión), Eris es el nombre de la antigua diosa griega de la discordia y la contienda. El nombre es adecuado ya que Eris se mantiene en el centro de un debate científico acerca de la definición de un planeta.

“Eris es la diosa griega de la discordia y la contienda”, dijo Mike Brown, un miembro del equipo del descubrimiento. “Ella despierta los celos y la envidia de causar enfrentamientos y enojo entre los hombres. En la boda de Peleo y Tetis, todos los dioses fueron invitados a excepción de Eris, y, enfurecido por su exclusión, causó una disputa entre las diosas que condujo a la Guerra de Troya.

La luna de Eris es Dysnomia, lleva el nombre de la hija de Eris, que es la diosa demonio de la anarquía.

El Cinturón de Kuiper es una región en forma de disco de objetos helados más allá de la órbita de Neptuno a miles de millones de kilómetros de nuestro sol. Plutón y Eris son los más conocidos de estos mundos helados, pero puede haber cientos más de estos enanos de hielo. El Cinturón de Kuiper y la Nube de Oort aún más distante, se cree que son el hogar de los cometas que orbitan alrededor de nuestro sol.

La misión New Horizons de la NASA será la primera nave espacial que visitará el Cinturón de Kuiper. El viaje de la nave espacial se inició en enero de 2006. Seguirá en el Cinturón de Kuiper después de su sobrevuelo de Plutón en 2015.        

Originally posted 2019-07-06 09:13:41.

Total Page Visits: 2386 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

Next Post

MC DINERO PRESENTA ASI NO

Twitter Facebook WhatsApp El joven rapero, MC DINERO, que se hiciera viral hace unos añitos, por precisamente no saber rapear, el día de ayer presento su sencillo, ASI NO, en la cual con su estilo peculiar, expresa su molestia en la forma de vacunación implementada por AMLO, considerando que es […]
A %d blogueros les gusta esto: