En la prisión municipal del Calera en Zacatecas una mujer fue llevada para cumplir su condena dentro de un penal masculino, por esta razón fue ingresada y durante tres semanas hasta que el papeleo fue corregido fue trasladada a un penal femenil en Cieneguillas.

Motivo de este encarcelamiento, fue torturada y violada. Sin embargo y por simple sentido común esto no debió haber ocurrido y mucho menos permitido por las propias autoridades carcelarias.

Ahí es cuando Derechos Humanos debió intervenir, o simplemente disponer de una habitación, los separos, o hasta en un arraigo domiciliario se pudo haber evitado esta situación la cual es para castigarse severamente, no solo por la equivocación de los papeles para ingresarla sino de la falta de preparación y sentido común de los que la ingresaron al penal.

Las culpas que se arrojan tanto la Secretaría de Seguridad Pública y el Poder Judicial del Estado de Zacatecas, simplemente salen sobrando ante tal ineptitud.

Por este hecho la Fiscalía del estado ya abrió una carpeta de investigación en contra de quien o quienes resulten responsables de los abusos hacia Brenda, que ya fueron corroborados mediante exámenes médicos y psicológicos, además deberían investigar quienes la ingresaron al penal, y quien de los jefes mantuvo la decisión de ingresarla ahí.

Total Page Visits: 440 - Today Page Visits: 1

DÉJANOS TUS COMENTARIOS Y CRITICAS AQUÍ...

A %d blogueros les gusta esto: